El presidente Evo Morales durante una rueda de prensa en la sede del gobierno de Bolivia. (Crédito: Twitter / Evo Morales)

(CNN Español) - El presidente de Bolivia Evo Morales convocó este jueves desde Palacio Quemado a la “conferencia mundial de pueblos para generar alternativas para la construcción de la ciudadanía universal” que se realizará el próximo 20 y 21 de junio en Tiquipaya, Cochabamba.

Con una voz débil y sólo días después de regresar a su país desde Cuba donde estaba tratándose una afección de garganta, Morales rechazó la persecución a los inmigrantes en Estados Unidos, sin hacer referencia directa a ese país, y convocó a un debate mundial sobre la migración en estos tiempos, según reporta la agencia estatal de noticias, ABI.

La cumbre, según dijo Morales, citado por la televisión estatal del país, tiene como objetivo “defender a todos los migrantes”.

“No es posible que haya muros y murallas para migrantes, latinos y refugiados, y no haya muros y murallas para intervenciones militares que saquean los recursos naturales de los pueblos”, dijo el mandatario boliviano desde la sede del gobierno nacional este jueves, según la presidencia de ese país.

En la cumbre se instalarán dos mesas en las que se debatirá sobre la ciudadanía universal y otra sobre el intervencionismo militar, reportó ABI.

La convocatoria establece, según dice la agencia estatal de noticias ABI, que “a nombre de luchar contra el delito transnacional no se puede atentar contra los derechos de los migrantes llegando, incluso, a la xenofobia”.

La propuesta fue apoyada por los países pertenecientes a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que se reunieron este 5 de marzo en Venezuela, según una declaración firmada en Caracas.

“Desde la presidencia de países No Alineados vamos a incorporar con fuerzas los 120 países, igualmente se incorporarán con fuerza los países del G77 más China, presidida por nuestra hermana Ecuador”, dijo el presidente de Venezuela Nicolás Maduro citado en un comunicado de la cancillería de Bolivia.

La idea de la ciudadanía universal no es nueva, pues el mandatario boliviano la ha propuesto en varias oportunidades desde la llegada a la presidencia de Estados Unidos de Donald Trump, a quien le hizo un llamado a respetar los derechos de los inmigrantes el pasado mes de noviembre, sin dar mayores detalles de cómo funcionaría esta iniciativa.

“No al muro. No a la expulsión de inmigrantes. Sí a la ciudadanía universal”, tuiteó Morales el pasado 15 de noviembre.

Morales instó a Trump a elaborar una política migratoria respetuosa de los derechos humanos de los inmigrantes luego de que firmara el polémico decreto para construir el muro fronterizo y endurecer las leyes contra los inmigrantes.

El mandatario boliviano citó el articulo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos para reclamar el derecho de las personas a la libre circulación y a “elegir su residencia en el territorio de un Estado”.

“[Es el momento de] destruir los muros que nos dividen y construir más caminos que nos unan en el marco de la diplomacia de los pueblos”, añadió.

En enero de este año, Morales invitó al presidente de México Enrique Peña Nieto a “mirar hacia el sur” y “construir una “identidad latinoamericana y caribeña”.

Los países firmantes de la declaración de Caracas, acordaron además la activación de un fondo legal y de financiamiento para ayudar a los ciudadanos de Latinoamérica y el Caribe que se encuentren en Estados Unidos, según el documento.