(CNN) - El nuevo álbum de estudio de Ed Sheeran “÷” está multiplicando la buena suerte del cantautor.

Solo pocos días después del lanzamiento del nuevo álbum, el cantante británico ya ha roto más récords que corazones.

El último en presumir las estadísticas de Sheeran fue Spotify: desde el lanzamiento del álbum el pasado 3 de marzo, Divide superó el récord anterior de reproducciones en la primera semana de lanzamiento.

El álbum fue reproducido 273 millones de veces una semana después de que fuera lanzado, según la compañía. El récord anterior lo tenía The Weeknd luego de que su canción Starboy tuviera 223 millones de reproducciones durante los primeros siete días después de su lanzamiento en noviembre de 2016.

La canción Shape of You lidera actualmente el listado global de Spotify, y las 16 canciones de su nuevo álbum estaban la semana pasada en el top 50 Global; este lunes 14 de sus canciones permanecían en ese listado.

Esta buena noticia llega solo días después de que YouTube anunciara que el álbum del cantante británico superó las más de 1.000 millones de reproducciones.

En esta cifra cuentan dos videos con las letras de las canciones que Sheeran publicó antes del lanzamiento de su nuevo álbum (Castle on the Hill y Shape Of You). Sheeran también puso pistas de audio individuales del resto de las canciones.

My first Rolling Stone cover, everywhere friday x

A post shared by Ed Sheeran (@teddysphotos) on

El nuevo álbum pudo haber dividido a los críticos: The Guardian le dio a este álbum dos estrellas, mientras que The New York Times hizo una crítica bastante positiva.

Pero cualquier pregunta sobre la transformación de Sheeran —quien pasó de ser un cantante que no provocaba ninguna amenaza a convertirse en una superestrella cuyo nombre es ampliamente reconocido— puede ser respondida con la nueva portada de la revista Rolling Stone.

Además Sheeran anunció este miércoles una gira de conciertos.

Los últimos tres álbumes de Sheeran han sido nombrados con símbolos matemáticos. “+” y “x” son los predecesores de “÷”. Y sin duda hay que hacer algunas matemáticas sobre la última semana del cantante británico: nuevo álbum + promoción = la mejor semana de todos los tiempos.