(CNNMoney) - Mario Burgos ciertamente no es anti-inmigrante. Su padre nació en Ecuador. Sus abuelos maternos emigraron de Europa.

Pero eso no le impedirá hacer una oferta para la construcción del muro propuesto en la frontera mexicana.

"No es una cosa anti-inmigrante para mí, se trata de crear empleos y, honestamente, es como cualquier otro trabajo", dijo Burgos.

Burgos es una de las más de 60 empresas de propiedad hispana que se han registrado como interesados en licitar en el proyecto, representan cerca del 10% de las 600 empresas que lo han hecho.

La licitación formal aún no ha comenzado, pero se espera que el Departamento de Seguridad Nacional publique detalles para los postores a finales de esta semana.

El muro fronterizo propuesto por el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha provocado muchas críticas sobre su costo, estimado en al menos 10.000 millones de dólares, así como si un muro es una política de inmigración inteligente. Pero las compañías que hacen ofertas en la barrera de 1.300 millas no están preocupadas por la política.

El negocio de Burgos, Grupo Burgos, ha crecido de dos empleados a 120 en los últimos seis años. La firma, con sede en Albuquerque, funciona en siete estados, y ya ha tenido varios contratos federales.

Burgos dice que no tiene una opinión específica sobre si el muro es una buena o mala idea en términos de política de inmigración. Pero cree que cualquier proyecto de construcción que ponga a la gente a trabajar es algo bueno. Sus empleados, algunos de los cuales son inmigrantes, se sienten de la misma manera.

Otro candidato interesado, Patrick Balcázar, sí tiene una opinión firme sobre el muro.

"Creo que es una idea terrible", dijo. "Creo que los dólares se podrían gastar mejor en otra parte".

Balcazar es el dueño de San Diego Project Management, y dice que ha recibido críticas sobre su participación potencial en el muro de parte de su esposa, sus empleados y miembros de su comunidad.

"Lo que le digo a todo el mundo", dijo, "el trabajo es trabajo".

Añade que la decisión construir o no el muro no es suya – depende de los responsables de la política.

"Si quieres un muro, lo diseñaré y lo construiré de una manera que cumpla con los requisitos", finaliza.