(CNN) - El gobierno turco no permitirá que el embajador holandés en Ankara regrese a Turquía y suspendió las "relaciones diplomáticas de alto nivel" entre los dos países, anunció el viceprimer ministro Numan Kurtulmus el lunes, siguiendo a la creciente tensión entre ambas naciones.

La acción de Turquía se produjo después de la negativa de Holanda de permitir que el ministro de Exteriores turco participara en un mitin político el fin de semana.

Ese canciller turco, Mevlut Cavusoglu, exigió una respuesta por parte del gobierno holandés sobre por qué lo bloquearon.

"¿Por qué esta vez soy yo un terrorista? ¿Son los turcos que viven en este país terroristas?", preguntó Cavusoglu en una entrevista el lunes con el programa de CNN Connect the World.

La decisión de negar el permiso a Cavusoglu para volar a Rotterdam y participar en un acto político el fin de semana se sumó a la acción de las autoridades holandesas que impidieron a la ministra turca de Asuntos Familiares, Fatma Betul Sayan Kayafrom, entrar en el consulado turco en la ciudad.

Ella fue escoltada fuera del país. Tras el incidente, se produjeron protestas violentas en la ciudad.

"Sin explicación"

Cavusoglu dijo las autoridades holandesas no le habían dado ninguna explicación sobre las preocupaciones de seguridad que rodeaban visita, la razón que dieron para impedir la misma.

"¿Hay un solo turco radicalizado? Dicen que no. Entonces, ¿cuál es el problema de seguridad entonces? Ellos no me dan ningún detalle, yo soy el ministro de Asuntos Exteriores de Turquía. No soy un terrorista. Es sólo una excusa, por desgracia, para ocultar las verdaderas razones", dijo.

Cavusoglu sugirió que un aumento del racismo, la islamofobia y la xenofobia en los Países Bajos y otros países europeos están detrás de la decisión.

También dijo que los Países Bajos y otros países europeos desean "obstruir" la campaña a favor del "sí" en el referéndum constitucional turco que se realizará el 16 de abril La medida otorgaría nuevos poderes al presidente Recep Tayyip Erdogan.

Cavusoglu iba a participar en un acto en Rotterdam para conseguir apoyo entre los expatriados turcos en los Países Bajos, que pueden votar en el referéndum.

Acciones contra el gobierno holandés

Cavusoglu dijo que ha hecho recomendaciones para tomar acciones contra el gobierno holandés en protesta por lo ocurrido el fin de semana. Se negó a detallar las implicaciones.

El lunes, las autoridades holandesas emitieron recomendaciones de viaje en Twitter para sus ciudadanos en Turquía diciéndoles que "eviten las manifestaciones y estén alerta" en medio de la amarga disputa entre los dos países.

Pero Cavusoglu dijo: "No vamos a apuntar al pueblo holandés y no vamos a hacerles daño, porque no es su error y los holandeses son amigos de Turquía y muchos turistas vienen a Turquía y hemos sido amigos desde hace 400 años".

Las elecciones holandesas de esta semana

En los Países Bajos, el político de extrema derecha Geert Wilders elogió la decisión de prohibir la entrada al país al ministro turco y le dio el crédito por la decisión a su propio partido.

Holanda se encamina a una votación a nivel nacional este miércoles y la inmigración musulmana ha sido un tema central en la campaña.

Montado en la ola populista que llevó a Donald Trump a la Oficina Oval y al Reino Unido fuera de Europa, el Partido de la Libertad de Wilders, o PVV, podría ganar más escaños que el Partido Popular para la Libertad y la Democracia (VVD) del primer ministro Mark Rutte. Las encuestas han cambiado en las últimas semanas, pero todavía predicen una apretada carrera.

Wilders, un firme opositor a lo que llama la "islamización" de los Países Bajos, fue llamado el "Donald Trump holandés". Su retórica incendiaria incluye llamar "escoria" a los marroquíes. Entre sus promesas de campaña se comprometió a cerrar las mezquitas del país, prohibir el Corán, cerrar las fronteras a los países musulmanes, abandonar el euro y salir de la Unión Europea.

En las últimas semanas, sin embargo, su popularidad ha caído, mientras el VVD de Rutte ha logrado avances. De acuerdo con los datos de los últimos sondeos del sábado, el VVD ganaría 25 escaños, por 21 asientos del PVV.

Muchos observadores dicen que si el partido de Wilders gana la mayoría de los escaños, se enfrentará a dificultades en la formación de la coalición necesaria para gobernar el país. Varios partidos dijeron que se niegan a trabajar con el PVV.

MÁS: ¿Por qué las tensiones entre Turquía y Holanda? |  4 claves para entender los problemas entre Turquía y Holanda