(Crédito: NELSON ALMEIDA/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - El caso de corrupción relacionado con  la empresa brasileña Odebrecht ha puesto al primer funcionario, en activo, bajo las rejas en Perú.

Se trata del actual gobernador de la Región del Callao, Félix Moreno, quien fue detenido, el sábado en la noche, después de que el Poder Judicial peruano emitiera en su contra una orden de prisión preventiva. La fiscalía lo acusa de haber recibido sobornos a cambio de favorecer a la constructora en la concesión de una obra en su región.

Durante su argumentación, el fiscal Hamilton Castro, señaló que el caso Moreno es "una expresión más de esta organización criminal trasnacional" refiriéndose a la empresa Odebrecht.

La fiscalía lo acusa de haber recibido sobornos a cambio de favorecer a la constructora brasileña en la concesión de la vía Costa Verde, tramo Callao.

"Félix Moreno ofreció a la empresa Odebrecht, a través de los directivos presentes en esa reunión, la buena pro de la obra vía Costa Verde- tramo Callao, a cambio de qué, se pactó en esta reunión, el pago de la suma de cuatro millones de dólares con la siguiente distribución, 60% para el señor Moreno y 40% para la persona de Gil Shavit", dijo el fiscal durante la audiencia.

Gil Sahvit, ciudadano israelí fue, según la fiscalía, el contacto entre Moreno y Odebrecht.

Sahvit habría confirmado, según el fiscal Castro, la versión de cómo fue repartido el dinero de "este pacto criminal", como lo ha llamado la autoridad.

El monto designado para Moreno debía ser destinado a pagar los servicios del publicista Luis Favre, quien lo asesoró durante su campaña de reelección como gobernador de la Región del Callao según la tesis del fiscal. A través de las redes sociales, Favre ha negado esta versión, Moreno también negó la acusación durante la audiencia y su defensa anunció que apelará.

Hasta el momento, el actual gobernador regional del Callao, Félix Moreno, es la sexta persona en prisión  a consecuencia del escándalo de corrupción desatado por los pagos realizados por la empresa Odebrecht.

Los expresidentes Alan García y Ollanta Humala comparecieron ante la Fiscalía para declarar en las investigaciones por las presuntas irregularidades en la licitación del Gasoducto Sur Peruano a la empresa brasileña Odebrecht.

El pasado 22 de diciembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que 12 países latinoamericanos recibieron 788 millones de dólares en sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht, a cambio de contratos.

Según el Departamento de Justicia, el monto de los sobornos en Perú alcanzó los 29 millones de dólares.