(CNN) - El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha desestimado los informes sobre el ataque químico de la semana pasada y ha dicho que son "100% montaje", una afirmación contradicha por numerosos testimonios y análisis independientes.

En una entrevista con la agencia de noticias AFP, realizada bajo restricciones impuestas por el Gobierno sirio en el palacio presidencial en Damasco, Al Assad afirmó que los detalles reportados de lo sucedido no eran creíbles debido a que la fuente de esa versión era la antigua filial de al Qaeda en Siria.

El presidente sugirió que las fotografías que mostraban a niños muertos en el ataque, que provocaron indignación alrededor del mundo, fueron montadas. Todo el incidente fue "un montaje" y "poco convincente", afirmó Al Assad.

De hecho, los informes de lo ocurrido vinieron de testigos oculares, víctimas y personal médico. El día después del ataque del 4 de abril, que causó la muerte de 89 personas y heridas a docenas más, CNN entrevistó a víctimas que habían huido hacia la frontera con Turquía. Contaron las terribles consecuencias del ataque con gas, asegurando que la ciudad de Khan Sheikhoun fue bombardeada por aviones de guerra del régimen sirio.

Siria y su aliado más poderoso, Rusia, han negado vehementemente las acusaciones, afirmando que los grupos terroristas estaban detrás de las muertes. Pero el Ministerio de Defensa británico y las autoridades turcas aseguran que han realizado pruebas con muestras que proporcionan evidencia del uso del gas sarín o una sustancia similar. Los expertos han dicho que es probable que sólo el régimen sirio tenga la capacidad para producir el sarín, una sustancia volátil con una vida útil muy corta.

La restringida entrevista a Al Assad

La entrevista con el jefe de la oficina de la AFP en Damasco tuvo lugar este miércoles. Se impusieron severas restricciones a la agencia de noticias: a la división de televisión AFP no le fue permitido grabar la entrevista, siendo hecho esto por la propia presidencia siria. Cuando se le preguntó si había ordenado el ataque con armas químicas, Al Assad dijo que el Ejército sirio no tenía armas químicas y que no las usaría si las tuviera.

Renunciamos a nuestro arsenal hace tres años", dijo. "Nunca hemos utilizado nuestro arsenal químico en nuestra historia". Agregó que "moralmente" el Gobierno sirio nunca haría esto "porque no es aceptable".

En el 2013, a Siria se le acusó de un ataque químico que azotó el suburbio de Ghouta, en el que los activistas dicen que 1.400 personas murieron. Los inspectores de armas de las Naciones Unidas encontraron pruebas "abrumadoras e indiscutibles" del uso del gas neurotóxico, aunque su mandato no incluyó asignar la culpabilidad del ataque. Poco después, bajo la presión de Occidente, Siria aceptó una propuesta rusa de abandonar el control de sus armas químicas.

"Montaje", según Al Assad

En su entrevista con la AFP, Al Assad acusó a Occidente, en particular a Estados Unidos, de estar "codo a codo con los terroristas" por el incidente de Khan Sheikhoun. Afirmó que los detalles del ataque fueron hechos para darle a Estados Unidos una excusa para bombardear una base aérea siria en represalia.

"Montaron toda la historia con el fin de tener un pretexto para el ataque", aseguró. La aseveración de Al Assad, según la cual el ataque nunca se llevó a cabo, es una versión diferente incluso a la explicación ofrecida por Rusia, que dijo que las muertes fueron el resultado de un ataque aéreo del régimen a un arsenal de armas químicas en el área controlada por "los terroristas".

Las imágenes de niños que expulsaban espuma por la boca sorprendieron al mundo la semana pasada. Los médicos de hospitales cercanos al lugar de los hechos le aseguraron a CNN que las víctimas habían muerto de asfixia.

Pero Al Assad dijo que era posible que el video fuera falso y sugirió que todo el incidente había sido montado. "No sabemos si esos niños muertos fueron asesinados en Khan Sheikhoun. ¿En realidad estaban muertos?" afirmó el presidente sirio.

CNN y otros medios internacionales entrevistaron a víctimas del ataque que describieron cuántos de sus familiares fueron asesinados. Un hombre contó cómo 25 miembros de su familia habían muerto, incluyendo sus dos gemelos jóvenes. Fue retratado sosteniendo sus cadáveres.

Al Assad pide una "investigación imparcial"

El presidente Al Assad aseguró que no había habido una investigación apropiada porque el área estaba controlada por el Frente al Nusra. "La única información que el mundo ha tenido hasta ahora fue publicada por esa rama de al Qaeda", dijo. "Nadie tiene otra información".

Al Assad dijo que sólo permitiría una investigación externa "imparcial" que involucre a "países imparciales", reportó AFP. Sin embargo, organismos independientes ya están investigando. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés) ha dicho que está reuniendo evidencia sobre el ataque, pero no puede hacer comentarios sobre una investigación en curso.

La Organización Mundial de la Salud dijo la semana pasada que algunas víctimas mostraron síntomas consistentes con la exposición a una categoría de productos químicos que incluye agentes neurotóxicos.

Esta conclusión fue apoyada por Amnistía Internacional, que dijo que las víctimas fueron expuestas "muy probablemente" a una sustancia como el gas sarín.

Rusia, un aliado cercano de Siria, vetó este miércoles una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que buscaba condenar los asesinatos e instar al régimen de Al Assad a cooperar con una investigación internacional sobre el ataque.