(CNN) - Una exsoldado y su novio enfrentan cargos por delitos graves luego de que la policía aseguró que ella amarró a un árbol a su perro de servicio y le disparó varias veces en la cabeza, mientras su novio grababa el acto.

Marinna Rollins y Jared Heng fueron arrestados por agentes de la oficina del alguacil del condado de Cumberland, en Carolina del Norte. Los acusaron del delito de crueldad animal.

Según un reporte de la policía obtenido por la afiliada de CNN WTVD, a principios de este mes la pareja llevó al perro gris y blanco, llamado Cami, a un área boscosa.

Rollins le disparó al perro cinco veces, según las autoridades, y en el video se oye cómo ríe mientras lo hace.

“Ha sido real Cami. Te quiero. Eres mi cachorro. Eres mi cachorro pero...”, dice la mujer en el video.

El perro pertenecía a Rollins y era su animal de apoyo emocional, le dijo a CNN el sargento l Sean Swain.

Luego, en el video, el hombre que los funcionarios de la oficina del alguacil dicen es Heng– le pide a su novia que le dispare al animal.

“Quiero reventarlo”, dice el hombre. Él también le disparó cinco veces al perro, aseguraron los funcionarios.

La pareja luego es vista lanzando al perro en una tumba poco profunda y tapándolo con una sábana.

Las perturbadoras imágenes se volvieron rápidamente virales en Facebook.

MIRA: ¿Cómo lidiar con la salud mental de los veteranos de guerra?

Rollins terminó su carrera militar en Fort Bragg, en enero del 2017, y Heng todavía está en servicio activo, dijo WNCN, afiliada de CNN. 

Cami fue adoptado por Rollins en el Refugio de Animales del Condado de Cumberland, en el 2016. En ese momento, su nombre era Huey.

En este momento, los dos sospechosos están en una cárcel del condado de Cumberland. A cada uno se le fijó una fianza de 25.000 dólares.