(CNN) - Los cuatro hombres condenados a muerte por una salvaje violación en grupo que conmocionó a la India serán ejecutados.

El Tribunal Supremo de India confirmó este viernes la condena a muerte emitida por un tribunal inferior.

De acuerdo con News18, afiliada de CNN, el fallo fue recibido con aplausos en la sala.

Vinay Sharma, Akshay Thakur, Pawan Gupta y Mukesh Singh fueron condenados originalmente en septiembre de 2013, pero apelaron la decisión en la Corte Superior del país.

Otro autor era menor de edad en el momento y recibió una sentencia menor, mientras que un sexto atacante murió en prisión.

El caso dio lugar a protestas en todo el país y a una intensa cobertura mediática, sacando a la luz el problema generalizado de la violencia sexual contra las mujeres en la India.

Un crimen horrible

El 16 de diciembre de 2012, Jyoti Singh Pandey, una estudiante de fisioterapia en Nueva Delhi, salía de una sala de cine después de ver The Life of Pi con un amigo.

Era tarde cuando salieron del cine, por lo que ambos subieron a un autobús privado para ir a sus hogares, en los suburbios de la ciudad. Fue entonces cuando comenzó su pesadilla.

Según la policía, el conductor del autobús y al menos otros cinco hombres estaban ebrios y en busca de un "viaje de placer".

La policía dijo que los hombres se turnaron para violar a la joven, utilizando una barra de hierro para violarla mientras el autobús paseaba por la ciudad durante casi una hora. Su compañero fue golpeado mientras trataba de luchar contra ellos. Cuando terminaron, los hombres arrojaron a sus dos víctimas a un lado de la carretera.

Las lesiones de Singh eran tan graves que le tuvieron que remover algunos órganos internos. Murió dos semanas después en un hospital de Singapur.

"Quiero que los quemen vivos", dijo una Singh moribunda a su madre y a un magistrado que estaba grabando su declaración en el hospital.

India hoy

Aunque el caso de Singh provocó llamados generalizados a reformas en la India, según los registros del gobierno, hubo un aumento del 50% en el número de violaciones reportadas en los últimos cinco años, hasta las 34.000 en 2015.

Los expertos dicen que el aumento es causado probablemente por una ampliación de la definición de lo que constituye violación, y una mayor apertura a la notificación de los ataques. Sin embargo, muchos advierten que las cifras reales probablemente aún sean mayores

El caso de Singh fue un caso atípico en el que ella no conocía a los autores. Según las estadísticas oficiales, en el 95% de los casos las violaciones fueron cometidos por alguien conocido de la víctima.

Activistas y responsables políticos han expresado su frustración por la falta de progreso, diciendo que no hay voluntad política de avanzar en el tema.

"No ha habido el empuje necesario para implementar estas leyes a nivel estatal", dijo Aruna Kashyap, abogado de Human Rights Watch, a CNN en enero.

"La respuesta global a la seguridad de las mujeres se basa en el proteccionismo -mantenerlas en casa, mantenerlas a salvo- en lugar de crear espacios para que estén seguras y sean iguales".