(CNN) – Si pensabas que la presidencia de Frank Underwood en la serie “House of Cards”, de Netflix parecía excesiva, las estrellas del programa Neve Campbell y Michael Kelly aseguran que deberás reconsiderarlo.

“La locura que está ocurriendo con este gobierno… la gente va a ver “House of Cards” y va a pensar que lo que sucede en la serie no es tan loco”, le aseguró Kelly a CNN en una entrevista reciente.

“Lo que está pasando en la vida real es de locos”, insistió el actor que en la pantalla interpreta al jefe de gabinete de la Casa Blanca, Doug Stamper. “Esta es una ciudad loca en este momento. Es perturbador. Siempre hemos sido un país que, salvo en televisión, tiene a alguien que representa a las personas estadounidenses con conocimiento, respeto, y el decoro apropiado. Esta es la primera vez que no lo tenemos y eso es increíblemente preocupante”, agregó Kelly.

La quinta temporada de “House of Cards”, que está por estrenarse, fue grabada durante el periodo previo a las elecciones estadounidenses de noviembre de 2016. Campbell, quien le da vida a la consultora política Leann Harvey, indicó que incluso con los notorios giros dramáticos fue muy difícil alejarse de las noticias políticas reales durante la producción.

“Hay un sentimiento verdadero de responsabilidad”, explicó Campbell. Y añadió: “Creo que todos estamos sintiendo que no podemos irnos ahora. Irse no es la reacción apropiada”.

“House of Cards” volverá con lo que muchos podrán considerar como paralelos con la vida real. En el estreno de la temporada, la pareja central aprovecha los temores frente al terrorismo para avanzar en sus objetivos políticos. "Podemos controlar la conversación”, dice en un punto el protagonista y presidente Frank Underwood, interpretado por Kevin Spacey, refiriéndose a su capacidad de determinar la agenda mediática y alejarla de las malas noticias.

Una situación que puede parecer familiar, pero cualquier semejanza de la serie con políticos del pasado o del presente son coincidenciales, según lo señaló recientemente Spacey.

“Nunca fue nuestra intención tener un papel en el mundo real de la política. Queríamos ser un universo alternativo”, sostuvo Spacey cuando se dirigió a la audiencia en un evento de Netflix.

Pero en una época de “hechos alternativos”, es muy difícil crear ficción de política.

“Creo que (los guionistas) han hecho un gran trabajo”, dijo Campbell antes de añadir: “Pero sí, es un desafío porque lo que ha pasado en los últimos 20 meses es de locos”.

La quinta temporada de “House of Cards” se estrenará el próximo 30 de mayo en Netflix.