(CNN) - El más alto tribunal de Taiwán ha despejado el camino para que la isla se convierta en el primer lugar en Asia que le otorgue a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse.

La Corte Constitucional dictaminó este miércoles que las leyes actuales, que aseguran que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, violan la Constitución.

El panel de jueces le ha dado al Parlamento de la isla, conocido como el Yuan Legislativo, dos años para enmendar o promulgar nuevas leyes, lo que potencialmente podría hacer de Taiwán el primer lugar en Asia que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La isla tiene una gran comunidad gay y su desfile anual de su orgullo es el más grande de Asia, pero la cuestión de la igualdad matrimonial ha dividido a la sociedad taiwanesa, con miles de manifestantes que en los últimos meses se han manifestado en pro y en contra de la igualdad matrimonial.

LEE: La compleja realidad de ser gay en América Latina

Esta explicación es un paso adelante en la historia del matrimonio homosexual en Taiwán", aseguró Yu Mei-nu, un legislador taiwanés. Yu afirmó que la explicación de la corte significa que incluso si los legisladores no promulgan leyes que permitan matrimonios entre personas del mismo sexo en los próximos dos años, las parejas homosexuales aún podrán casarse en el 2019.

Un defensor de la población LGBT y de los derechos humanos sostiene una bandera arco iris con el mapa de Taiwán durante una manifestación para apoyar el matrimonio entre personas del mismo sexo en Taipei, Taiwán, el 10 de diciembre de 2016.

"Espero que los legisladores tengan el coraje moral de aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, sin embargo es difícil predecir en este momento cuánto tiempo tomará", dijo. "La oposición al matrimonio homosexual en Taiwán no lo acepta con gusto y renuncia a la discusión, por lo que el debate continuará".

El proyecto de legislación ya se está abriendo paso a través del Parlamento taiwanés, pero se ha estancado.

"Creemos que este es un gran éxito para el movimiento LGBT y la igualdad de matrimonios en Taiwán", aseguró Wayne Lin, un activista que dirige una línea directa LGBT en la isla.
"Queremos enmendar el Código Civil para que las parejas del mismo sexo puedan casarse. Nuestro objetivo es completar todo este proceso dentro de este año".

Tsai Ing-wen, la primera mujer presidenta de Taiwán, expresó su apoyo al matrimonio gay antes de su elección en el 2016. "En la cara del amor, todos son iguales", dijo en un video de Facebook durante el desfile del orgullo gay del 2015.

Manifestantes marchan contra el matrimonio entre personas del mismo sexo a las afueras del Parlamento en Taipei el 17 de noviembre del 2016.

"Apoyo la igualdad del matrimonio, cada persona debe poder buscar libremente el amor y su propia felicidad".

El caso

La decisión se produjo en respuesta a dos solicitudes de un fallo de la Corte Constitucional sobre el artículo 972 del código civil de Taiwán, que establece que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.

Una de las solicitudes fue presentada en el 2015 por Chi Chia-wei, un veterano activista de los derechos de los homosexuales que ha pasado más de la mitad de su vida luchando por la igualdad matrimonial en Taiwán, según la agencia oficial de noticias CNA.

La otra solicitud fue presentada por el gobierno de la ciudad de Taipei el mismo año después de que tres parejas del mismo sexo presentaron una demanda administrativa contra el gobierno cuando sus matrimonios fueron rechazados, informó la CNA.

En otras partes de Asia, la comunidad LGBT se enfrenta a una mayor persecución. Corea del Sur ha estado reprimiendo a los miembros homosexuales de los servicios armados, mientras que en Indonesia los gays han estado enfrentando más restricciones, con una reciente incursión en una fiesta de sauna gay y la detención de dos hombres por tener sexo en la provincia conservadora de Aceh.

LEE: La población gay de Chechenia está desapareciendo, denuncian activistas

Japón no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque un puñado de ciudades y barrios han legalizado a parejas con esta característica. Sin embargo, las personas LGBT no están protegidas contra la discriminación bajo la ley japonesa.

La homosexualidad no es ilegal en China y el gobierno comunista la retiró de la lista oficial de trastornos mentales hace 16 años, pero activistas y expertos dicen que persiste el prejuicio y la discriminación.

El año pasado, un tribunal en el centro de China falló en contra de una pareja gay en la primera demanda de matrimonios entre personas del mismo sexo, lo que impactó a la naciente pero cada vez más visible campaña por la igualdad LGBT.

Ninguna nación asiática está en la lista de 23 países que han legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo, según el centro de investigaciones Pew.

Yuli Yang y Joshua Berlinger, de CNN, contribuyeron a este informe