(CNN Español) - ¿Te gustan las papas fritas? A quien no, ¿cierto? Pues ahora además de preocuparte por los carbohidratos y las calorías que le aportan a tu dieta, un estudio médico dice que quienes consumen más papas fritas tienen mayor riesgo de mortalidad prematura.

El estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition el 9 de junio, analizó a 4.440 participantes de entre 45 a 79 años durante 8 años. Estos participantes consumían papas fritas en varias frecuencias: de 2 a 3 veces por semana, una vez por semana, dos veces a la semana o más de 3 veces.

También ha habido un descenso en el consumo de grasas saturadas.

Según el estudio, los resultados de los pacientes analizados mostraron que aunque los participantes que consumían papas fritas una vez por semana no tenían un riesgo de mortalidad mayor, los que lo hacían de 2 a 3 veces, y más de 3, sí aumentaban sus probabilidades de sufrir una muerte prematura.

El análisis aclara que el consumo de papas sin freír no se asoció a factores de muerte prematura.

El estudio concluye que el consumo frecuente de este popular alimento aumenta las probabilidades de una mayor taza de muerte, pero añade que se necesitan más estudios para determinar si todo el consumo de papas podría tener otros riesgos.