(CNN Español) – En un país donde a los 18 años la mitad de las mujeres y dos tercios de los hombres ya han tenido relaciones sexuales, preocupa el dramático aumento de casos de VIH que registró Costa Rica en 2016: 9.197 sólo en ese año. Las casi mil personas que fueron diagnosticadas con esta enfermedad dispararon la tasa a 20 por cada 100.000 habitantes. Lo que implica un aumento de 1,9 puntos –o 105 personas– en comparación a la cifra de 2015 que alcanzó los 874 casos adicionales.

En total, el país centroamericano tiene 9.179 diagnósticos por VIH entre 2002 y 2016, de los cuales el 87,2% fue en hombres. En términos sencillos, esto quiere decir que por cada mujer infectada con el virus, hay siete hombres.

Alejandra Acuña, funcionaria del Ministerio de Salud quien lleva varios años al frente del tema de VIH y SIDA, le explicó a CNN en Español que el fuerte incremento puede obedecer a dos razones. La primera es que cada vez más hay una mayor detección, análisis y diagnóstico de la enfermedad. La otra radica en que "probablemente las medidas de prevención no están llegando a la población que más necesitamos". 

En este sentido, destacó la funcionaria, la población más afectada por esta enfermedad son los jóvenes entre 25 y 34 años: "eso es lo que nos tiene en este momento digamos abocados a un proceso de prevención y de trabajo coordinado entre las instituciones", indicó Acuña antes de revelar que los procesos de educación sexual no están empezando a una temprana edad. "Aquí ha habido un asunto de índole podríamos decir religioso, donde ha costado mucho introducir el tema en las escuelas y en los colegios...Hasta ahorita se pudo introducir el tema de VIH y prevención en escuelas primarias". Por eso, insistió, espera que el próximo año se empiece a dictar la educación sexual desde la primaria con más énfasis. 

La Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva de Costa Rica, cuyos resultados se publicaron en diciembre pasado, reveló también "que la gente conoce las medidas de prevención, como el uso del condón, pero hemos empezado a identificar que no se utiliza", añadió Acuña.  De ahí que haya insistido en que sí es necesario abordar el tema con mayores esfuerzos pues, aunque el país ha avanzado en problemáticas como mortalidad infantil y mortalidad materna, el tema de la sexualidad sigue siendo un tabú. Y en esa misma línea insistió en que la respuesta es definitivamente la prevención, que el ministerio está aplicando ahora con el Modelo Sostenible de Prevención Combinada que consiste en ir a las poblaciones, "entregar el condón, entregar el lubricante, (desarrollar) actividades de información, educación y comunicación".

Esta infografía refleja panorama del VIH y SIDA en Costa Rica, así como el aumento de casos: