Bebés en la sala de maternidad de un hospital estatal de La India. Imagen de archivo.

(CNN) – Una niña de 10 años, víctima de una violación y a quién le negaron el aborto, dio a luz a su bebé en la ciudad de Chandigarh, al norte de la India. Luego de ser sometida a una cesárea en el Colegio Médico y Hospital del Gobierno, la menor trajo al mundo a otra niña.

Las dos se encuentran en situación estable, de acuerdo a Dasari Harish, uno de los médicos a cargo del caso.

La niña fue forzada a llevar su embarazo a término hace tres semanas, después de que la Corte Suprema de la India rechazara la petición de la familia para realizarle un aborto, con base en las opiniones de ocho doctores y un examen a la menor.

Tenía 35 semanas de embarazo, según el diario Hindustian Times.

Harish le reveló a CNN que la niña no sabía que estaba esperando un bebé. Sus padres le dijeron que necesitaba una cirugía por un problema de cálculos renales y se negaron a permitir que los profesionales de la salud le contaran la verdad a la menor, detalló el médico.

Le niegan el aborto

Ley de Terminación Médica del Embarazo de la India no permite el aborto después de las 20 semanas de embarazo, a menos que haya un permiso de los tribunales.

La familia de la niña no se acercó a las autoridades hasta que ella ya estaba en la semana 26 o 27, le aseguró a CNN Alakh Alok Srivastava, un abogado que los representó, en una entrevista anterior.

“(El) primer veredicto de la Corte Suprema fue que el embarazo no podía terminarse en esta etapa, basado en las opiniones de la junta médica", señaló Srivastava.

Como sucede en la gran mayoría de las violaciones denunciadas en la India, la víctima conocía a al violador. En este caso, era el tío de la niña, que supuestamente abusó de ella entre seis y siete meses. El proceso contra el hombre está pendiente.

Indira Jaising, una de las principales abogadas de la Corte Suprema de la India y voz líder contra la agresión sexual y violencia doméstica, le señaló a CNN en julio pasado que el caso era un indicativo de los problemas que enfrentan las personas en el "sector más pobre de la sociedad y la parte más alejada de la India ".

“Se trata de un asunto de clase, es una cuestión de acceso a servicios médicos", aseveró. "Es una tema de acceso a la información apropiado sobre cómo lidiar con esta situación. Es alarmante que un profesional de la salud no atendiera esto mucho antes”, añadió.

Las violaciones siguen aumentando

La India continúa luchando contra la agresión sexual, después del caso de la violación grupal de Nirbhaya en 2012: un incidente brutal que generó protestas y un nuevo debate sobre la condición de las mujeres en el país.

A pesar de los intentos del gobierno por aumentar las penas en este delito, el número de violaciones reportadas aumentó un 50% entre 2011 y 2016.

Ahora, los padres de la niña de 10 años buscan cómo dar en adopción a la bebé, ya que les preocupa el estigma que puedan sufrir.

"El padre estaba diciendo que no cargaría a la recién nacida, ni siquiera por un minuto", relató Srivastava.

En mayo pasado, la Corte Suprema le permitió a una niña de 10 años, también víctima de violación, del estado de Haryana abortar, casi con 21 semanas de embarazo.

Sugam Pokharel de CNN contribuyó a esta historia.