(CNNMoney) - No hay duda de que la economía de Houston quedará golpeada con el paso del huracán Harvey. Pero mucho depende de qué tantos residentes de la ciudad se queden cuando el agua se desvanezca.

¿La razón? El nivel de la población afecta el número de trabajos disponibles y, en últimas, el nivel de la actividad económica.

Doce años después del huracán Katrina, la población de Nueva Orleans aún no se ha recuperado. Actualmente tiene cerca de 90.000 residentes menos, un 18% menos de los niveles antes del huracán. El número de trabajos en el área metropolitana de Nueva Orleans también cayó en cerca del 10% en el mismo periodo de tiempo.

La mayoría de los expertos dudan de que Houston vaya a experimentar algo parecido a la pérdida de población que tuvo Nueva Orleans.

“Houston no es Nueva Orleans. Es una economía grande, diversa y con un rápido crecimiento”, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics.

Mientras que el nivel de desempleo de la ciudad está por encima del promedio nacional tras el colapso de los precios del petróleo a principios de 2016, ha ido mejorado, cayendo a un 5,3%, según las estadísticas más recientes.

Gran parte del crecimiento económico de la región de Houston ha sido impulsado por la afluencia de nuevos residentes en el área.

Irónicamente, muchas de las personas que dejaron Nueva Orleans luego de Katrina, terminaron en Houston. Cerca de 42.000 residentes de Nueva Orleans presentaron sus impuestos en Houston en 2006, un año después de Katrina, según un análisis de información del Servicio de Impuestos Internos de Moody’s Analytics. Cerca de 12.000 contribuyentes regresaron a Nueva Orleans en los siguientes cinco años, lo que sugiere que muchos de ellos aúnestán en Houston y están enfrentando de nuevo otra devastadora tormenta.

Y no solo es un declive de la población lo que puede herir la economía: incluso una desaceleración en el notable crecimiento de Houston afectará en resumidas cuentas a la ciudad. El área metropolitana de Houston ha crecido en aproximadamente en 850.000 personas entre 2010 y 2016. Un crecimiento inferior a este ritmo en el futuro será un obstáculo para la economía local.

Houston ha sufrido tres grandes inundaciones desde 2015, y si se piensa que es una ciudad con un gran riesgo de inundaciones, como Nueva Orleans, será mucho más difícil para la ciudad atraer a nuevos residentes.

Como le vaya a Houston después de la tragedia también depende mucho de qué tanto paguen las compañías de seguros. El reto es que la mayor parte del daño que ha infligido Harvey se le atribuya a las inundaciones, que por lo general no están cubiertas por las pólizas de seguro de los propietarios. Muchos de los propietarios afectados pueden no tener pólizas del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones del gobierno federal, que cubren esos daños.