(CNN) - Por ahora, de seguro has visto videos de los flamingos del Busch Garden tratando de estar a salvo por el huracán Irma. O a los manatíes que fueron rescatados luego de que la tormenta aspirara el agua de la bahía y los dejara varados.

Pero ellos no fueron los únicos. Mientras Irma se abría camino en Florida y millones de personas evacuaron, los floridanos no solo estaban pensando en ellos mismos. Algunos pararon para asegurarse de que las criaturas —grandes y pequeñas— también estuvieran a salvo.

En el zoológico

En el zoológico de Miami, los flamencos, espátulas rosadas, pelícanos, guepardos, buitres y hasta un puercoespín fueron trasladados a un recinto temporal resistente a huracanes en el mismo zoológico.

A salvo tras las rejas

No solo fueron los presos que se salvaron de la ira de Irma tras las rejas. Unos 250 animales —como Mo el perezoso— en Key West, fueron trasladados a la cárcel de la ciudad para escapar de la tormenta.

Alpacas, serpiente, caballos y otros animales fueron llevados a celdas y les dieron la comida que necesitaban. Se llenaron varios botes de basura con agua para que tuvieran algo qué beber.

A salvo con los cuidadores

Algunas personas simplemente dejaron a sus mascotas con un cuidador. Paw Above, un negocio de mascotas en Hollywood, Florida, quedó inundado de mascotas cuyos dueños salieron de la ciudad. Los empleados dicen que están cuidando 20 perros y 21 gatos.

A salvo en otro estado

Este tiburón nodriza del Gulf Specimen Marine Lab de Panacea, Florida, fue uno de los últimos en ser evacuado de las instalaciones. Otros animales, como dos tiburones y una tortuga marina, fueron enviados a Atlanta antes de que la tormenta llegara.

Este tiburón nodriza del Gulf Specimen Marine Lab fueron llevados a Atlanta antes de que el ciclón llegara a Estados Unidos.

Y algunos animales simplemente estaban a salvo con sus dueños en refugios para mascotas, como este, en el condado de Miami-Dade.