Nota del editor: Escucha Zona Pop en Apple Podcasts o en TuneIn si tienes Android. Suscríbete y comparte tus comentarios con la etiqueta #ZonaPOP.

(CNN Español) La palabra perfume provienen del latín per, ‘por’, y fumare, ‘a través del humo’, y hacía referencia, en tiempos muy antiguos, a la sustancia aromática que desprendía un humo fragante al ser quemada. Hoy en día, el diccionario de la Real Academia Española lo define como sustancia, generalmente líquida, que se utiliza para dar buen olor.


La entrevista con Rodrigo Florex-Roux la puedes escuchar a partir del minuto 24:36.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, tiene datos que los faraones egipcios fueron los primeros en utilizar estas sustancias aromáticas, quienes rendían culto a la diosa de los perfumes, Nefertum.

Según el Museo del Perfume en España, fueron los dioses del Olimpo quienes enseñaron a los hombres y a las mujeres el uso de los perfumes. Los griegos no tardaron en aprender y muy pronto importaron esencias orientales y se convirtieron en grandes maestros en la elaboración de ungüentos y perfumes.

Pero fue en el Renacimiento, que Venecia y Florencia eran consideradas las capitales de los perfumes. Cuando Catalina de Médicis, la gran embajadora del perfume, salió hacia Francia para casarse con el rey Enrique II, se llevó, entre su séquito, a su perfumista privado, Renato de Florencia, que al llegar a París abrió con gran éxito una tienda de perfumes, del que las malas lenguas decían que sabía componer igual de bien los perfumes que los venenos.

Así es como se piensa que Francia es la cuna de los perfumes.

Hoy en día, la creación de un perfume, es tan importante para una marca de ropa, un artista o alguien que posee riquezas inimaginables que los perfumistas encargados de crearlos se vuelven tan selectos e importantes que se llegan a contar con los dedos de una mano.

Rodrigo Flores-Roux y John Varvatos tras ganar el "Óscar" del perfume por su fragancia "Artisan Blu" de John Varvatos, fotografiado a la derecha del mexicano. (Crédito: Nicholas Hunt/Getty Images for Fragrance Foundation)

Tal es el caso del mexicano Rodrígo Flores-Roux, quien vive en Nueva York y es parte del corporativo suizo Givaudan.

Flores-Roux ha sido el creador de múltiples fragancias para grandes nombres como Dolce & Gabbana, Clinique, Hugo Boss, Tom Ford y John Varvatos, además de celebridades como Halle Berry, Hillary Duff, Britney Spears e incluso, la cantante mexicana Lucero.

Rodrigo confiesa que desde niño le llamaron la atención los olores con los que se topaba, desde la cocina, la calle, etc. A la edad de 13 años sabía que se dedicaría a la creación de perfumes y dos años después, escribió en un cuaderno, una genealogía de perfumes.

Estudió biología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y casi al terminar la carrera, aplicó en el Instituto Superior Internacional de la Industria de la Perfumería Cosmética y Aromas Alimenticios (ISIPCA), en Versalles.

¿Qué ingredientes, flores o químicos contendría el perfume del tema ‘Despacito? ¿Qué representa en su carrera haber ganado el Fragrance Foundation Award, antes conocido como FIFI (el Oscar en la industria de los perfumes)? ¿Cómo es la creación de un perfume? ¿Cuáles son los mitos de los perfumes?

Te invitamos a que escuches la charla que tuvimos con Rodrigo Flores-Roux, en nuestro episodio #26 para conocer a este mexicano a quien rendimos un homenaje.

Si tienes iOS, descárganos y suscríbete a través de Apple Podcast: https://itun.es/us/xwHHib.c y si tienes dispositivos Android, te invitamos a suscribirte aquí: http://tun.in/pine8. Queremos que seas parte de la a la comunidad #ZonaPOPERA.