(CNNMoney) - Estados Unidos perdió 33.000 empleos en septiembre debido a que la economía sufrió un golpe de los huracanes Harvey e Irma. Fue la primera disminución mensual del número de empleos en siete años.

La tasa de desempleo cayó al 4,2%, la más baja desde 2001.

Los economistas habían estado esperando un aumento de 90.000 trabajos, incluso después de tener en cuenta los huracanes. Pero los economistas y el Departamento de Trabajo esperan que la disminución sea de corta duración ya que los empleadores que cerraron por la tormenta en Houston y Florida pueden reabrirse.

Incluso podría haber un aumento en los puestos de trabajo en los próximos meses debido a las reparaciones y reconstrucciones de casas y otras construcciones. Además, se espera que los estadounidenses compren coches y otros artículos para reemplazar los que se perdieron.

La disminución del número de empleos de septiembre podría incluso desaparecer en futuras revisiones de la estimación, ya que el Departamento de Trabajo puede recopilar información de empresas que no pudo contactar debido a la tormenta.

El huracán Harvey llegó a tierra en la costa del Golfo de Texas el 25 de agosto, demasiado tarde para aparecer en la lectura de trabajos de agosto. Pero muchas empresas aún estaban cerradas por las inundaciones que acompañaron al ciclón cuando el Departamento de Trabajo comenzó a examinar a los empleadores a mediados de septiembre.

El huracán Irma golpeó los Cayos de la Florida el domingo 10 de septiembre, luego se movió hacia el norte en los días siguientes, causando que muchos empleadores cerraran sus negocios, escuelas y oficinas gubernamentales durante la semana en la que se mide el empleo.

El mayor impacto en los empleos provino de una caída de 105.000 puestos en restaurantes y bares. El Departamento de Trabajo dijo que es muy probable que el declive esté relacionado con los ciclones. El sector había agregado cerca de 24.000 trabajos un mes antes de la tormenta.