Fidel Castro y ‘Che’ Guevara en el museo de La Revolución en La Habana, en 1958 luego de la liberación de Cuba. (Crédito: Gerard SIOEN/Gamma-Rapho via Getty Images)

(CNN Español) – Bolivia fue el país que vio morir al famoso líder revolucionario Ernesto Guevara, el Che, hace medio siglo: el 9 de octubre de 1967. Y el aniversario no pasará desapercibido en el territorio. Empezando por su presidente, Evo Morales, quien escogió una manera muy particular de conmemorar los 50 años que cumple el asesinato del Che.

Entre este domingo y lunes, Morales dormirá en una carpa y con un ‘sleeping’ en la ciudad de Vallegrande (Santa Cruz), donde se realizarán los eventos para recordar al revolucionario. Así lo informó la Agencia Boliviana de Información, a la que el mandatario, además, le mostró la carpa de tres metros cuadrados que extenderá durante esa noche. Según describió la publicación, la tienda tiene espacio para albergar cuatro literas.

También explicó que optó por dormir en la carpa, debido a que los visitantes deben tener la prioridad en los pocos alojamientos.

El presidente encabezará este lunes, día exacto del aniversario, la ceremonia central del homenaje. Morales también se ha referido varias veces al aniversario de la muerte del Che, animando a los bolivianos a recordar “su lucha”.

Incluso ha compartido apartes del diario que el Che escribió durante su campaña en Bolivia.

Según la agencia, el cadáver del Che fue expuesto en el hospital de Vallegrande, ubicada a 900 kilómetros de la capital La Paz, durante octubre de 1967. En ese mismo lugar se hallaron sus restos 30 años después. De ahí que ese sea el lugar elegido para los eventos de conmemoración, a los que los seguidores del revolucionario ya empezaron a trasladarse.  El medio oficial añadió que se esperan al menos 20.000 personas de varias nacionalidades.

Con cada aniversario de la muerte del líder revolucionario vuelven a surgir toda clase de teorías sobre quién planeó u ordenó su muerte. Por ejemplo, su hermano menor, Juan Martín Guevara aseguró en julio pasado que es posible que hayan participado los servicios secretos de la KGB de la Unión Soviética. Justamente, duda de que el hoy fallecido Fidel Castro tuviera alguna participación, como lo había informado hace cuatro años el exagente de la CIA Félix Rodríguez, quien fue clave en su captura y ejecución.