(Crédito: MARTIN BERNETTI/AFP/Getty Images)

(CNN Español) – Las Pampas tienen un nuevo emperador: se trata de la nueva especie de cóndor que descubrieron en Argentina, con 30.000 años de antigüedad. La agencia de noticias argentina Télam reportó, citando fuentes científicas, que los restos de este animal, hasta ahora desconocido, fueron encontrados en Marcos Paz, a 34 kilómetros de Buenos Aires.

El hallazgo fue hecho por investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Según le detalló el paleontólogo Federico Agnolin a la Agencia CTyS de la Universidad Nacional de La Matanza, el ave tenía una gran fuerza en sus garras. “Un hueso del miembro posterior nos muestra que las inserciones de los músculos eran mucho mayores a la de los cóndores actuales, por lo que posiblemente podría cazar presas”.

Además, explicó que el cóndor, con sus alas abiertas “pudo haber alcanzado hasta los tres metros de envergadura”. De ahí que, a su consideración, “este hallazgo es único no solo para la provincia de Buenos Aires sino para toda la Argentina, porque es la primera vez que se encuentra un ejemplar tan bien preservado de un cóndor extinto y del que, hasta ahora, se desconocía su existencia”.

El nombre científico de la nueva especie es Pampagyps imperator: Emprerador de las Pampas. Aunque, de acuerdo a Agnolin, “su nombre significa algo así como buitre emperador de las Pampas”. El paleontólogo también señaló que en la época en la que vivió este animal había mastodontes, perezosos gigantes, gliptodontes y el tigre dientes de sable.

“Piensen que, en aquella épocas, vivían especies enormes que cuando morían dejaban sus carcasas en descomposición. Por ello, también había una gran diversidad de animales carroñeros, como lobos, otros mamíferos y otras aves, como los caranchos, con los que debía competir el Pampagyps”, añadió Agnolin.