(CNN Español) - Apple emitió el siguiente comunicado en relación con las investigaciones sobre la matanza de la iglesia de Texas y el teléfono del atacante, Devin Patrick Kelley.

"Nos sentimos conmocionados y entristecidos por la violencia en Texas el domingo pasado, y nos unimos al mundo en el duelo por las familias y la comunidad que perdieron a tantos seres queridos. Nuestro equipo se comunicó de inmediato con el FBI después de enterarnos en su conferencia de prensa el martes que los investigadores estaban tratando de acceder a un teléfono móvil. Ofrecimos ayuda y dijimos que agilizaríamos nuestra respuesta a cualquier proceso legal que nos envíen ", señaló la declaración de Apple.

"Trabajamos con la policía todos los días. Ofrecemos capacitación a miles de agentes para que entiendan nuestros dispositivos y cómo pueden solicitar información rápidamente a Apple ", agregó.