(CNN) - Las celebraciones estallaron en Australia luego de que una encuesta nacional postal de dos meses aprobara, abrumadoramente, la legalización del matrimonio de parejas del mismo sexo.

Los resultados dados a conocer este miércoles por el Buró de Estadísticas de Australia revelaron que el 61% de la población votó a favor del matrimonio igualitario, y el 38% votó en contra.

Humo de colores, confetti y aplausos estallaron en el centro de Melbourne después del anuncio, donde cientos de personas se habían reunido para escuchar el resultado.

Cuando la pareja Jane Mahoney, de 28 años, y Josie Lannie, de 26, escucharon los resultados, se abrazaron y lloraron.

“Ahora tenemos que ahorrar y también pensar en muchas ideas divertidas para otras bodas gay”, le dijeron a CNN.

Mahoney y Lennie dijeron que estaban "en la luna" con el resultado.

Una larga lucha a favor del matrimonio igualitario

Durante mucho tiempo los australianos han estado a favor del matrimonio igualitario, pero varios gobiernos afirmaron que querían mantener la definición tradicional de la ley.

En 2015 el entonces primer ministro Tony Abbott —bajo la presión de los moderados de su partido Liberal— anunció que habría un voto nacional, o plebiscito, para decidir si el matrimonio igualitario debía ser legislado.

Abbot fue incapaz de conseguir los fondos para celebrar el plebiscito después de que la legislación fuera bloqueada en el Senado australiano. Pero Turnbull, su sucesor, anunció que se llevaría a cabo un voto postal nacional.

Más de 12,7 millones de personas en todo el país, o el 79,5% de la población, hicieron parte de la encuesta y en cada estado y territorio la mayoría de los votos fue por el ‘sí’.

Es el inicio del fin de una larga campaña para permitir el matrimonio igualitario en Australia, algo que ya es legal en la mayoría de los países de habla inglesa del mundo.

Después del resultado, el primer ministro de Australia Malcolm Turnbull dijo que había sido una respuesta “abrumadora” a favor del ‘sí’ e hizo un llamado para que el matrimonio entre parejas del mismo sexo sea legalizado antes de Navidad.

“Votaron 'sí' por justicia, votaron 'sí' por compromiso, votaron 'sí' por amor. Y ahora depende de nosotros aquí en el Parlamento de Australia seguir adelante con eso”, les dijo el primer ministro a los reporteros en Canberra.

El líder del partido del opositor Partido Laborista, Bill Shorten, dijo en Melbourne que en sí, el voto postal nunca debió haber ocurrido.

“Siento por los jóvenes que cuestionaron sus relaciones de una manera que no hubiera pensado que veríamos nunca más, pero de todos modos lo que muestra esta encuesta de igualdad de matrimonio es que el amor incondicional siempre tiene la última palabra”, dijo Shorten.

Se espera que los políticos empiecen a discutir las especificidades de la ley de matrimonio igualitario esta semana.

Sin embargo, incluso antes de que dieran los resultados, los políticos conservadores del Parlamento australiano se estaban preparando para dar la pelea sobre cómo se legalizaría el matrimonio igualitario.

Prominentes partidarios del matrimonio igualitario celebraron la decisión. El director ejecutivo de Quantas Alan Joyce bailó sobre el escenario en Sydney con la escritora y actriz Magda Szubanski, quienes le pidieron Turnbull “ponerse a trabajar en ello”.

El campeón olímpico australiano Ian Thorpe advirtió sobre la posibilidad de que los políticos conservadores retrasen la legislación.

“(Los resultados) son claros y si siguen jugando con este tema por más tiempo, estará bajo su propio riesgo", les dijo a los periodistas el miércoles por la mañana.