(CNN Español) - La novela de corrupción en el fútbol argentino escribió su más reciente capítulo este martes cuando el empresario Alejandro Burzaco prendió el ventilador en una corte de Nueva York y reveló nueva información sobre el llamado escándalo del FIFAgate en su país.

En esta oportunidad, además de los empresarios del fútbol que ya han sido implicados en el pasado, Burzaco 'salpicó' a un exfuncionario del gobierno anterior y un abogado: el primero, Martín Paladino se defendió; el otro, Jorge Delhon, se suicidó.

Foto de archivo. El empresario argentino de fútbol Alejandro Burzaco (en el centro) sale de la Corte de Brooklyn el 18 de septiembre de 2015. (Crédito: DON EMMERT/AFP/Getty Images)

Martín Paladino y Jorge Delhon

Alejandro Burzaco declaró, en condición de arrepentido, que su compañía de marketing deportivo Torneos y Competencias pagó sobornos de 4 millones de dólares entre 2011 y 2014 para obtener los derechos de transmisión del fútbol nacional.

Esos pagos los habría hecho a Martín Paladino, que estaba a cargo del programa estatal de transmisión de fútbol, Fútbol para Todos; y a Jorge Delhon, un abogado contratado por la jefatura de Gabinete durante el kirchnerismo, según cita Télam.

Paladino se defendió diciendo que se trata de un "montazo de ahogado" de Burzaco, antes de que este conozca su pena.

“Evidentemente, Burzaco tiene un acuerdo con alguien para ensuciar el Fútbol para Todos, el concepto, la matriz”, dijo Paladini en diálogo con Radio Con Vos citado por Télam.

Graciela Ocaña, diputada del partido Cambiemos, dijo que Paladino podría llegar a ser "la cara de Aníbal Fernández en el cobro de los sobornos”.

Pero Fernández se defendió diciendo que ni él ni Paladino negociaban los derechos de transmisión y negaron cualquier tipo de responsabilidad.

Delhon, por su parte, se suicidó y fue encontrado este martes en la noche en las líneas del tren a las afueras de Buenos Aires.

Este jueves, el fiscal argentino Gerardo Pollicita pidió citar a declarar a Aníbal Fernández, y también solicitó inhibir sus bienes y prohibirle salir del país. Pollicita aseguro que hubo una “maniobra delictiva” entre funcionarios estatales y la empresa Torneos y Competencias en la contratación de torneos entre 2011 y 2013 por más de 33 millones de dólares, cita Télam.

  • ¿Cómo estalló el escándalo más grande del fútbol? Míra el recuento en este video:

Julio Grondona

Según Burzaco, citado por la agencia estatal de noticias Télam, Televisa, Globo TV y otra empresa acordaron pagarle 15 millones de dólares en sobornos a Julio Grondona, quien era el presiente de la Asociación del Fútbol Argentina y vicepresidente primero de la FIFA, con el fin de conseguir los derechos de transmisión de los partidos de los mundiales de 2026 y 2030.

Humberto Grondona, hijo del fallecido Julio Grondona, salió en defensa de su padre y dijo que Bruzaco mintió en su declaración.

“Bruzaco mintió. Y lo de hoy fue muy grave”, dijo Grondona, actual director técnico de Arsenal, citado por Télam. “Lo que dijo de los derechos de los mundiales 2026 y 2030 es una locura, si papá había muerto ya”.

A través de un comunicado, Televisa negó tener “cualquier tipo de incriminación” en estos hechos y agregó que “de ninguna manera sabía de, o aprobado, ningún soborno u otra conducta incorrecta.

Globo TV también se refirió al tema y afirmó “vehementemente que no practica ni tolera ningún pago de coimas”.

“Para Globo es una cuestión de honor. Nuestros principios editoriales no permitiría que fuera diferente”, escribió la cadena de televisión en un comunicado este miércoles.

José Luis Meiszner y Eduardo Deluca

Sobre los exdirigentes la Conmebol, Burzaco dijo que les pagaba entre 300 mil y 600 mil dólares mensuales por los derechos de la Copa Libertadores y la Copa América.

“En 2012, siempre hablando de la Copa Libertadores, él (Meiszner) comenzó cobrando 300 mil dólares de los que solía cobrar Deluca y de los 300 mil restantes, Grondona usaba 100 mil para gastos de la AFA, como asesoría legal u otras necesidades, mientras se quedaba los otros 200 mil”, dijo Burzaco ante una corte de Nueva York, según la agencia estatal de noticias argentina.

En esta imagen aparecen el expresidente de la Conmebol Eduardo de Luca (izquierda) junto a Nicolás Leoz, en Asunción Paraguay en diciembre de 2001. (Crédito: NORBERTO DUARTE/AFP/Getty Images)

La justicia de Estados Unidos solicitó la orden de captura internacional en su contra. Desde febrero de 2016, Meiszner —que renunció a su cargo a finales de 2015— permanece en prisión domiciliaria vinculado con el escándalo del FIFA-gate. Su abogado alegó que Meiszner es una persona con riesgos coronarios y un alto grado de depresión, reportó Télam.

Por el escándalo del FIFA-gate Deluca también está bajo arresto domiciliario y el juez Claudio Bonadío lo acusó de los delitos de asociación ilícita para cometer delincuencia organizada, fraude electrónico y lavado de activos. Bonadio rechazó el pedido de extradición a Estados Unidos en octubre de 2016.

Hugo y Mariano Jinkis

En las nuevas declaraciones de Burzaco, el empresario aseguró que habían acordado pagar un total de 400.000 dólares a cada presidente de las federaciones de fútbol de la Conmebol cada año, de acuerdo con Télam.

Los dueños de la firma FullPlay Group S.A., fueron acusados por la justicia de Estados Unidos de haber pagado sobornos a cambio de los derechos para transmitir derechos de fútbol. Ambos se entregaron a las autoridades en junio de 2015.

El juez Bonadio, que les concedió prisión domiciliaria en 2015, también los acusó de asociación ilícita para cometer delincuencia organizada, fraude electrónico y lavado de activos.

Actualmente, los derechos de transmisión del fútbol argentino están en manos de Turner y Fox.

- Con información de Iván Pérez Sarmenti de CNN en Buenos Aires