(CNN) - Un neurólogo de Filadelfia se declaró culpable esta semana de siete cargos de mala conducta sexual con pacientes y fue sentenciado a siete años de libertad condicional.

El doctor Ricardo Cruciani, de 63 años, exgerente del Departamento de Neurología de la Universidad de Drexel, también debe registrarse como agresor sexual tipo 1, y no podrá seguir ejerciendo la medicina, según una orden del Juez Municipal del condado de Filadelfia emitida este jueves.

El neurólogo Ricardo Cruciani camina frente al centro de justicia criminal después de declarase culpable de conducta inapropiada, el 21 de noviembre de 2017, en Filadelfia. (Crédito: AP Photo/Matt Rourke)

Cruciani fue despedido en marzo después de que la universidad investigara acusaciones de siete pacientes que dijeron que los había manoseado. También hay una investigación criminal en curso.

En el acuerdo de culpabilidad, Cruciani se declaró culpable de cargos menores de asalto indecente y acoso.

“Las víctimas no están felices de que no haya tenido ni un día de cárcel”, dijo Jeffrey Fritz, un abogado que representa a algunas víctimas de Cruciani. “Pero están felices de que no pueda victimizar a ningún otro paciente”.

Fritz representa a al menos una docena de mujeres en Pensilvania, Nueva Jersey y Nueva York, que han acusado a Cruciani de crímenes similares en los últimos 12 años.

Las investigaciones criminales aún están en proceso en Nueva York y Nueva Jersey.

Sara Hicks, de 31 años, era paciente de Cruciani cuando él era médico en el Capital Health Medical Center de Nueva Jersey, y lo siguió hasta Filadelfia para seguir con el tratamiento de sus migrañas crónicas y dolores de estómago.

Hicks dice que el médico la tocó inapropiadamente por primera vez en diciembre de 2015 cuando estaba embarazada y él le tocó el pecho. La víctima agrega haber tenido problemas con los proveedores de salud en Nueva Jersey para tratar su dolor, y sintió que Cruciani, conociendo sus problemas de salud, se aprovechó su vulnerabilidad.

Además, Hicks dijo que sentía que si ella llevaba a alguien más a sus citas, los tocamientos pararían, pero Cruciani continuó con el comportamiento inadecuado incluso con su hermana en el consutorio, le dijo a CNN.

“Él aceptó completamente la responsabilidad y se disculpó por todo el dolor que haya causado”, dijo la abogada de Cruciani, Linda Dale Hoffa, en un comunicado.