(CNNMoney) - Nada detiene al bitcoin en este momento.

La criptomoneda ha pasado los 11.000 dólares por primera vez, creciendo en más de 1000% desde el inicio de este año.

El bitcoin, que durante mucho tiempo fue rechazado por los inversionistas tradicionales y calificado como un dominio turbio para bromistas y criminales, ha ganado cada vez más aceptación este año, ayudando a impulsar cada vez más su valor.

La moneda ha estado rompiendo hitos a un ritmo acelerado: pasó los 8.000 dólares hace solo dos semanas y los 9.000 dólares por primera vez este fin de semana. Temprano este miércoles, en Hong Kong, se estaba negociando a 10.800 dólares.

Su crecimiento estratosférico este año ha provocado alertas de burbujas. Pero los expertos dicen que las ganancias en las semanas recientes han sido impulsadas por las expectativas de que los grandes inversionistas profesionales —como fondos de coberturas y gestores de activos— se están preparando poner su dinero en la moneda digital.

El próximo mes, los inversionistas deberían poder intercambiar futuros de bitcoins a través de la Bolsa Mercantil de Chicago, lo que se espera le dé mas legitimidad a la moneda virtual entre inversionistas profesionales. Los futuros les permiten a los comerciantes apostar por el precio futuro de activos como monedas, metales y productos agrícolas.

El bitcoin es una de las muchas criptomonedas que se han proliferado en los últimos años. A diferencia del dólar o la libra, estas “monedas” virtuales no están atadas a un banco central. En cambio, son “minadas” por computadores que usan complejos algoritmos.

La naturaleza descentralizada del bitcoin es lo que apela a muchos de sus entusiastas y perturba a muchos de sus críticos.

Eso también hace que sea más difícil resolver los argumentos sobre si las enormes ganancias de la moneda de este año equivalen a una burbuja. A diferencia de las acciones, su valor no está basado en ganancias o pagos de dividendos, y a diferencia de los bonos, no les paga a los inversores un flujo constante de ingresos.

Y el mercado global del bitcoin, que está solo sobre los 170.000 millones de dólares, es aún relativamente pequeño. El índice bursátil S&P 500, por ejemplo, vale más de 20 billones.

“¿Qué es lo fundamental en el valor del bitcoin? Nadie sabe la respuesta a esta pregunta”, dice Arthur Hayes, director ejecutivo de Bitmex, una compañía de intercambios de derivados del bitcoin en Hong Kong.

Los expertos dijeron previamente que la marca de los 10.000 dólares podría ser un hito clave para la moneda digital. Hayes y otros expertos de la industria predicen que la publicidad alrededor del bitcoin continuará atrayendo a los grandes inversionistas y ayudará a empujar mucho más los precios.

“Los inversionistas institucionales… empezarán a apretar el gatillo en 2018”, dice Hayes.

La moneda virtual ha atraído a generado la burla del director ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, quien dijo que era un “fraude” y que eventualmente estallaría. Warren Buffett también ha expresado su escepticismo, alertando sobre una “real burbuja”.

Pero otros líderes financieros la han defendido. El director ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, señaló el mes pasado que la gente “también fue escéptica cuando el papel moneda desplazó el oro”.

Pero el camino hacia los 11.000 dólares del bitcoin no ha sido fácil. Esta moneda ha sufrido periodos de mayor volatilidad.

En septiembre cayó en un 20% luego de que el gobierno de China tomara fuertes medidas contra las ofertas de la moneda digital, haciendo que los intercambios de los bitcoins cerraran sus puertas.

A principio de este mes cayó más de un 30% en pocos días, antes de recuperarse rápidamente, después de que aparentemente los inversionistas estuvieran cambiando criptomonedas rivales.