(CNN) - Al menos tres de cada cinco personas que experimentan con un cigarrillo terminan siendo fumadores diarios en algún momento, dice un nuevo estudio.

Investigadores de Gran Bretaña analizaron las respuestas de 215.000 personas en ocho encuestas realizadas en Gran Bretaña, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelandia que fueron incluidos en el Intercambio de Datos de Salud Global.

En las respuestas, un poco más del 60% había probado el cigarrillo y, entre ellos, casi el 69% reportaron que se habían vuelto fumadores diarios.

"Esta es la primera vez que la notable aseveración de que el hábito de los cigarrillos se puede establecer después de una sola experiencia ha sido documentada de un conjunto tan grande de datos", dijo Peter Hajek, profesor de psicología clínica y director de la Unidad de Investigación de Tabaco Dependencia de la Universidad Queen Mary de Londres, quien lideró el estudio.

"En el desarrollo de cualquier comportamiento adictivo, el paso de la experimentación a la práctica diaria es un hito importante, ya que implica que la actividad recreaciones se está volviendo una necesidad compulsiva", dijo él en el comunicado.

Como diferentes encuestas fueron incluidas y analizadas, con diferentes métodos y estilos, los investigadores notaron que el porcentaje de personas que se volvieron fumadores regulares tuvieron intervalos de confianza entre un 60% y un 76,9%.

Hajek agregó que este es un alto "índice de conversión" al tabaquismo y resalta la importancia de prevenir que las personas prueben cigarrillos en primer lugar y que parte de la reducción en términos de cantidad de fumadores en los últimos años probablemente se vea favorecida por un menor número de adolescentes que prueban el cigarrillo.

Casi nueve de cada 10 fumadores de cigarrillo en Estados Unidos fumaron por primera vez antes de que tuvieran 18 años, según los Centros de para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Información de 2016 del Servicio Nacional de Salud encontró que el 19% de menores entre los 11 y los 15 años en Inglaterra habían fumado.

La tendencia en Estados Unidos ha bajado: un 8% de los estudiantes de secundaria reportaron en 2016 que habían fumado cigarrillos en los últimos 30 días. La cifra en 2011 era del 16%.

"El hallazgo proporciona un fuerte apoyo para los actuales esfuerzos de reducir la experimentación de los cigarrillos entre adolescentes", escribieron los autores del nuevo estudio.

Deborah Arnott, directora ejecutiva de la organización sin ánimo de lucro Action on Smocking and Healt, dijo que la investigación "destaca los riesgos que corren los niños de entrar en una vida de adicción cuando experimentan con el tabaquismo".

"No se equivoquen, esta es una adicción de la niñez", agrega Arnott. "Dos tercios de los fumadores adultos empezaron a fumar por primera vez cuando eran niños".