(CNN) - Si las elecciones de 2020 en Estados Unidos se celebraran hoy, el presidente Donald Trump perdería, de manera contundente, ante tres de los aspirantes demócratas para 2020 más mencionados, según una nueva encuesta de CNN / SSRS.

Mientras que las encuestas de 2020 tienen un valor relativamente limitado, una inmersión más profunda en posibles enfrentamientos directos de Trump con el senador Bernie Sanders de Vermont, el exvicepresidente Joe Biden y la conductora de programas de entrevistas Oprah Winfrey revela un gran problema para Trump mientras busca construir una coalición ganadora en 2020: las mujeres, en prácticamente todas las edades, educación y rango racial, se han movilizado en su contra en gran número.

Biden tiene una ventaja de 36 puntos sobre Trump entre las mujeres, mientras que Sanders lidera a Trump por 30 y Oprah lo supera por 29. Ese es un resultado muy diferente al de las elecciones de 2016, cuando Hillary Clinton derrotó a Trump por 13 puntos entre las mujeres, de acuerdo con el sondeo de boca de urna.

Hay un puñado de otros números en la encuesta, que detalla el desempeño de Trump con varios subgrupos femeninos, que son incluso más llamativos.

  • Entre las mujeres blancas, un grupo con el que Trump superó a Clinton por 9 puntos en 2016, Biden aplasta a Trump por 23 puntos. Sanders supera al titular por 17 puntos entre las mujeres blancas, mientras que el margen de Oprah es 14.
  • Entre las mujeres que se identifican como independientes políticas, Biden lidera a Trump con 44 —¡sí, 44!—puntos. Sanders tiene una ventaja de 28 puntos, mientras que el margen de Oprah es de 26 puntos.
  • Entre las mujeres de 50 años o menos, Sanders lidera a Trump con 49 puntos sorprendentemente grandes en comparación con una ventaja de 47 puntos para Biden y una ventaja de 41 puntos para Oprah.

Lo que sugieren estas cifras es que el problema de Trump con las votantes durante la campaña de 2016 ha empeorado considerablemente desde que asumió el cargo.

Y ese es un gran problema por el que Trump debe encontrar una manera de resolver, o al menos mitigar, si quiere tener alguna posibilidad de ganar un segundo mandato en 2020.

Las mujeres constituyeron el 53% del electorado en 2016 y obtuvieron la mayoría de los votos en todas las elecciones presidenciales desde 1984. El mayor margen entre las mujeres en las elecciones presidenciales modernas fue la victoria de 16 puntos de Bill Clinton sobre de Bob Dole en 1996. Barack Obama ganó con 13 puntos en 2008 y 11 puntos en 2012, lo que equivale aproximadamente al margen de 13 puntos para Clinton en 2016.

El punto aquí es simple: si Trump pierde a las mujeres por cifras de dos dígitos, es muy difícil hacer que las matemáticas le beneficien.