(CNN) – Casi tres meses después de su muerte, el cuerpo de Charles Manson permanece sobre hielo en la morgue del condado de Kern, California, mientras al menos cuatro personas libran una batalla legal para reclamar el cadáver.

Dos familiares y dos personas más, quienes insisten en que tienen el único testamento válido de Manson, han estado presentando recursos legales en dos condados de California para obtener el derecho sobre el cuerpo y el patrimonio del infame líder del culto asesino famosos en los años 60.

Y en medio de todo se encuentra atrapada la oficina forense del condado de Kern, que ha estado guardando el cuerpo desde que Manson murió el pasado 19 de noviembre a los 83 años. Manson pasó 46 años en la cárcel por su participación en los brutales asesinatos de siete personas durante agosto de 1969, una ola de asesinatos que aterrorizó a Estados Unidos.

Estas son las cuatro personas que están reclamando el cadáver de Manson, así como la razón por la que ha sido un proceso tan largo para decidir quién se queda con él y lo que podría suceder después.

El nieto

Jason Freeman habla con algunos periodistas afuera del tribunal en Los Ángeles el 26 de enero. (Crédito: AP Photo/Brian Melley)

Jason Freeman, quien dice ser el nieto de Manson, fue el primero en presentar un recurso ante el Tribunal de Sucesiones de Los Ángeles para reclamar el cuerpo y el patrimonio de Manson. También entregó partidas de nacimiento y certificados de defunción con el objetivo de demostrar que tienen un vínculo familiar.

Según la petición, Charles Manson estuvo casado con la abuela de Freeman, Rosalie Willis, en 1955. La pareja tuvo un hijo, Charles Manson Jr., y se divorció dos años después de su nacimiento.

Freeman dice que tenía 11 años cuando supo por primera vez de su linaje infame, y que su abuela nunca le habló de Manson.

Para ese momento, su padre llevaba un largo tiempo de haberse ido y había cambiado su nombre a Charles Jay White. Freeman explica que su papá estaba obsesionado con su origen y que eso lo llevó a tener problemas con el abuso de sustancias. En 1993, White se desvió de una carretera en Colorado y se pegó un tiro en la cabeza. Ahora Freeman trabaja en un documental sobre su padre.

Si logra obtener el cuerpo de Manson, Freeman señala que cremaría a su abuelo y esparciría las cenizas en una pequeña ceremonia familiar. También indica que si hay algún dinero, lo donará.

El hijo

Menos de 12 horas antes de que un juez de sucesiones decidiera si su tribunal se encargaría de resolver el destino del cadáver de Manson, la historia tuvo un nuevo giro. Michael Brunner, cuya madre Mary Brunner fue una de las primeras seguidoras de Manson, presentó un recurso.

Brunner sostiene que él es único hijo vivo de Manson.

Y podría tener el mejor caso para reclamar el cuerpo y el patrimonio de Manson. El abogado de Brunner presentó una petición que incluye un certificado de nacimiento de Michael Manson, cuyos padres son Mary Brunner y Charles Manson, con fecha del 15 de abril de 1968, aproximadamente un año antes de la ola de asesinatos.

A Mary Brunner la detuvieron por fraude con tarjetas de crédito antes de los asesinatos. De hecho, estuvo en la cárcel durante la matanza perpetrada por la familia Manson. Después, fue declarada culpable de robo a mano armada, cumplió su pena en prisión y obtuvo la libertad condicional en 1977.

Mary Brunner se presenta en un tribunal el 22 de junio de1970. (Crédito: AP Photo/George Brich)

Un certificado de bautismo de una iglesia en Eau Claire, Wisconsin, donde los abuelos maternos de Brunner lo criaron, registra a a Michael Sunstone Manson como el hijo de Manson y Mary Brunner.

Brunner quiere “cremar los restos y esparcir las cenizas de manera digna y privada”. Según la petición presentada ante el tribunal, a él le preocupa que otras personas que son “coleccionistas sin parentesco… puedan buscar ganancias, explotar o sensacionalizar los restos del difunto”.

El coleccionista e hijo no demostrado

Matthew Roberts en 2015.(Crédito: Frazer Harrison/Getty Images)

Poco después de la muerte de Manson, el médico forense del condado de Kern recibió dos testamentos de Manson que entran en conflicto. El primero designa a Benjamin Gurecki como albacea del testamento.

Gurecki vive en Illinois y asegura que fue amigo de Manson durante al menos 20 años. El testamento tiene fecha del el 11 de enero de 2017, nueve meses antes de Manson muriera. Y ahí registra a un hombre de Los Ángeles como el hijo de Manson y único heredero: Matthew Robert Lentz. Gurecki cuenta con un sitio web que vende recuerdos de Manson.

Lentz, también conocido como Matthew Roberts, se preguntó durante mucho tiempo si era hijo de Charles Manson. Durante una entrevista con CNN en 2012, Lentz señaló que fue adoptado cuando era pequeño, pero que pudo rastrear a su madre biológica. Y ella tenía algunas noticias sorprendentes: su padre era Charles Manson.

Según Lentz, ella le dijo que Manson fue uno de los hombres que conoció en una orgía en San Francisco durante 1967. Roberts asegura que contactó a Manson, quien le confirmó muchos detalles. Sin embargo, cuando CNN realizó una prueba de ADN tanto a Roberts como a Freeman, no hubo coincidencia de parentesco. CNN intentó sin éxito contactar a Roberts para esta historia.

El amigo y coleccionista

Michael Channels habla con algunos periodistas después de una audiencia en el Tribunal Superior de Los Ángeles el pasado 8 de enero. (Crédito: AP Photo/Brian Melley)

Otra petición, rival a la de Gurecki, fue presentada por Michael Channels, un coleccionista que vendió objetos de recuerdo por una sola vez. Según él, tuvo una amistad con Manson hace aproximadamente 30 años porque quería “conocer al diablo”. Y hasta hace poco Channels tenía un perfil en YouTube con grabaciones de audio que, sostiene, corresponden a conversaciones que mantuvo con Manson en la cárcel.

Channels, quien vive en el sur de California, explica que recibió el testamento poco después de que fuera escrito el 14 de febrero de 2002. En él, Manson le deja sus restos y su patrimonio a Channels. “He desheredado tanto a mis hijos conocidos como a cualquier niño desconocido en el presente y en el futuro”, dice el documento. También está firmado por dos testigos, Roger Dale Smith, quien estuvo encarcelado con Manson y ahora está muerto, y Michael Channels.

Channels le entregó a CNN una copia de este testamento. Según él, lo archivó y “prácticamente” se olvidó de su existencia hasta la muerte de Manson.

El cuerpo de Manson y sus posesiones

En este momento hay dos casos que deben decidirse: uno que está centrado en los restos de Manson y el otro sobre su patrimonio. Los dos empezaron en un tribunal de sucesiones de Los Ángeles. Sin embargo, un cuerpo no es un tema que le competa a una corte de sucesiones sino a una civil. Y como Manson murió en un hospital del condado de Kern –y no en Los Ángeles– el proceso para decidir al respecto se maneja a dos horas al norte de la ciudad.

En cuanto a las posesiones de Manson, la decisión debe tomarse en el último lugar en el que la persona “tuvo domicilio”, lo que significa el sitio donde escoges vivir y no la cárcel en la que pagaste una condena sin ninguna opción. El último hogar de Manson fue Spahn Ranch in Los Ángeles, así que el proceso se queda allí.

Y, aunque probablemente existan muy pocas propiedades de Manson, también están los derechos sobre su imagen y las regalías de algunas canciones que necesitan considerarse. A los abogados del hijo y del nieto les preocupa que esos elementos puedan ser explotados por dinero. También tienen reparos acerca de cualquier fotografía del cuerpo que llegara a venderse.

¿Qué viene?

La próxima cita judicial es el 7 de marzo en el condado de Kern, cuando se puede tomar una decisión frente al cuerpo de Manson. Dos días después, un juez de sucesiones de Los Ángeles considerará el asunto de la herencia.

Parece que los tres demandantes que han presentado recursos ante el tribunal querrían cremar el cuerpo. Los abogados de Michael Brunner y Jason Freeman están discutiendo la posibilidad de trabajar juntos. Sin embargo, un abogado de Michael Channels dice que, en este momento, él no está interesado en un acuerdo y ahora está analizando documentos y cintas para ver qué le dijo Manson.