(CNN) — Los beneficios para la salud de tener sexo van más allá de los placeres que se experimentan con el orgasmo. Logras estimular la salud de múltiples formas con ese juego de seducción, desde bajar la presión arterial hasta reducir el estrés. Lee este artículo para que decidas qué excusa emplear esta noche e invitar a tu pareja a practicar la buena salud.

"Conozco a un hombre que dejó de fumar, beber, tener sexo y comer en grandes cantidades. Estaba sano hasta el día en que se suicidó".

LEE: ¿Por qué los estadounidenses cada vez tienen menos sexo?

Esta vieja broma se le atribuye al presentador y comediante estadounidense Johnny Carson. Lo siento, Johnny, puede ser divertido, pero lo has entendido mal. Aunque renunciar a los hábitos poco saludables como fumar, beber y alimentos ricos sin duda mejorará tu salud, renunciar a las relaciones sexuales no lo hará.

De hecho, cuando estás en una relación sana, el sexo es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo. Si aún no estás convencido, te damos 10 razones:

Hacerlo reduce el estrés

Si estás estresado, probablemente tener sexo es lo último que tienes en mente. Pero si puedes entrar en la onda, el sexo es un gran liberador de estrés. Las relaciones sexuales inundan el cerebro de todas las sustancias químicas que nos producen una sensación de bienestar y, por otro lado, reducen los niveles de cortisol, la hormona responsable de generar estrés en nosotros.

La dopamina, que impacta los centros de placer y recompensa del cerebro; las endorfinas, que mitigan el dolor y el estrés; y la oxitocina, también conocida como la hormona de los mimos, son liberadas durante el sexo y sus niveles más altos se experimentan al lograr un orgasmo.

¡Cómo mejora el ánimo!

La oxitocina promueve la sensación de bienestar y felicidad. Y no tenéis que saltar como conejos para sentiros así.

MIRA: ¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Un estudio realizado en 30.000 hombres y mujeres estadounidenses, entre 1989 y 2012, concluyó que tener sexo al menos una vez a la semana en una relación estable era suficiente para hacer feliz a las personas.

Pero el beneficio no solo lo genera el coito. Análisis realizados en adultos mayores encontraron que tomarse de las manos, abrazar, besar y caricias mutuas también contribuyen a tener una mejor calidad de vida.

Y puede prevenir la depresión también. Investigaciones demostraron que hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales con sus parejas tienen mayor satisfacción con su salud mental. (Desafortunadamente, los beneficios no se extendieron a la masturbación).

Eso sí, el estímulo no parece funcionar cuando se trata de sexo casual o de una noche. Una investigación realizada en casi 7.500 alumnos de 14 universidades públicas encontró que quienes tenían más relaciones informales evidenciaban niveles más bajos de felicidad y autoestima. Los niveles de depresión y ansiedad en ellos eran mayores.

En contraste con la creencia de que los hombres son más proclives a estar bien manteniendo sexo casual, los investigadores no encontraron diferencias entre hombres y mujeres en este asunto.

Si quieres dormir mejor...

La prolactina, la hormona que te permite relajarte, también se libera tras el orgasmo. La combinación de la prolactina y el resto de las hormonas que producen bienestar son la razón por la cual, tras tener sexo, las personas duermen tan bien.

Para lograr el máximo nivel de prolactina, la ciencia sugiere alcanzar el orgasmo con la pareja, si es posible. Estudios demuestran que el nivel de prolactina tanto en hombres como en mujeres después de la copulación puede llegar a ser "400% mayor que tras haberse masturbado".

Lamentablemente, la falta de sueño -que afecta a un tercio de los estadounidenses- puede impactar la satisfacción sexual. Un estudio realizado en cerca de 10.000 mujeres con edades entre 50 y 79 años concluyó que quienes durmieron menos de siete u ocho solían ser menos activas sexualmente. Además, mientras más edad tenga la mujer, más probable es que haya tenido menos sexo por haber dormido poco.

Los trastornos del sueño pueden desempeñar un rol importante. Por ejemplo, los hombres y las mujeres con apnea obstructiva del sueño, caracterizados por ronquidos fuertes y períodos de cese de la respiración, reportan una vida sexual menos activa.

MIRA: Esta es la medicina natural contra el insomnio

Esto afecta aún más fuerte a los hombres. Para producir testosterona, los hombres necesitan un buen período de sueño reparador e ininterrumpido. Sin eso, podrían tener niveles más bajos de testosterona y sufrir disfunción eréctil.

¿Qué sucede cuando se mejora el sueño? Buenas noticias para ambos sexos: la libido aumenta

Según un estudio de 2015, las mujeres que dormían bien tenían más probabilidades de experimentar deseo sexual al día siguiente. De hecho, un aumento de una hora en la duración del sueño se correlacionó con un aumento del 14% en las probabilidades de que una mujer tenga relaciones sexuales con su pareja.

E investigadores del Hospital Militar Walter Reed descubrieron que usar una máquina de CPAP, un aparato de respiración utilizado para corregir la apnea del sueño, mejoraba la función sexual y la satisfacción de todos los hombres en su estudio, pero era especialmente útil para las personas con disfunción eréctil.

Potencia tu sistema inmunológico

Tener relaciones sexuales con regularidad también ayuda a combatir las enfermedades.

Investigadores de la Universidad de Wilkes en Pensilvania preguntaron a estudiantes con qué frecuencia tenían relaciones sexuales cada semana y luego compararon los niveles de inmunoglobulina A, un anticuerpo que funciona como la primera línea de defensa del cuerpo, en la saliva.

Los estudiantes que tenían relaciones sexuales una o dos veces por semana tenían los niveles más altos de inmunoglobulina A: 30% más que aquellos que no tenían relaciones sexuales, pero también aquellos que tenían relaciones sexuales tres o más veces por semana. Además, los estudiantes que tenían relaciones satisfactorias a largo plazo tenían los niveles más altos del anticuerpo.

Esto tiene sentido si consideramos la investigación sobre el apoyo social y el sistema inmune. Un estudio de 276 voluntarios sanos en la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania, descubrió que aquellos con las redes sociales más diversas, que incluían no solo a amantes sino a familiares, amigos y organizaciones, eran los menos propensos a contraer resfriados.

Un gran aliado contra el cáncer de próstata

Hombres: ¡Buenas noticias! La eyaculación frecuente parece estar relacionada con un menor riesgo de cáncer de próstata.

Una investigación de 2004, publicada en el British Medical Journal, estudió la vida sexual de más de 50.000 hombres estadounidenses con edades comprendidas entre 40 y 75 años. Los hombres que reportaron 21 o más eyaculaciones por mes tenían menos probabilidades de contraer cáncer de próstata que los hombres que eyaculaban de cuatro a siete veces al mes. Un estudio de seguimiento, publicado en 2016, mostró los mismos resultados.

LEE: Una dieta alta en grasas aumenta el riesgo de cáncer de próstata

Mejora la salud cardiovascular

Los hombres que hacen el amor al menos dos veces por semana tienen un 45% menos de probabilidades de tener una enfermedad cardíaca que aquellos que tienen relaciones sexuales solo una vez al mes o menos, según un estudio del Instituto de Investigación de Nueva Inglaterra.

El estudio, que duró 17 años y comenzó en 1987, rastreó la vida sexual de más de 1.000 hombres de 40 a 70 años; los investigadores eliminaron otros factores de riesgo de los resultados, como la edad, el peso, el colesterol y la presión arterial.

Pero los beneficios no solo son para los hombres. Un estudio de 2016 encontró que las mujeres que dijeron tener relaciones sexuales frecuentes y extremadamente satisfactorias tenían un menor riesgo de hipertensión, un precursor común de la enfermedad cardíaca.

"Una buena calidad sexual puede proteger a las mujeres mayores del riesgo cardiovascular en la vida posterior", dijo el autor del estudio, Hui Liu, profesor asociado de Sociología en la Universidad Estatal de Michigan.

Para la educadora de sexo y relaciones Laura Berman, esto tiene sentido por la forma en que las mujeres ven sus relaciones sexuales.

"No es tanto la cantidad de orgasmos ni la vigorosa experiencia sexual que predice la satisfacción sexual de una mujer", dijo Berman. "Es lo cerca que se siente de la persona con la que está teniendo relaciones sexuales, besándose, abrazándose y alcanzando orgasmos. Esa es la clave de su bienestar emocional y físico, que beneficia su salud, su corazón y todo lo demás".

Potencia la intimidad

¿Quieres más afecto en tu vida? Ten más sexo con tu pareja.

Una serie de cuatro estudios sobre parejas comprometidas en Estados Unidos y Suiza descubrió que tener relaciones sexuales creó más afecto, no solo en los momentos posteriores a la intimidad sexual, sino horas después, incluso en parejas con hijos o personas casadas después del "período de luna de miel".

Además, para las parejas que sentían más afecto después del sexo, los efectos aún eran evidentes seis meses después.

LEE: La infidelidad puede ser positiva para algunas parejas, dice un estudio

"Cuanto más sexo en general tenían, más afecto, menos sexo tenían, menos afecto positivo", dijo el psicólogo clínico Anik Debrot, de la Universidad de Lausana, Suiza, quien dirigió el estudio.

Y el sexo no tenía que ser coito para que hubiera efectos positivos, dijo Debrot. "Los momentos que se experimentaron como eróticos o excitantes sexualmente fueron tan predictivos de emociones positivas".

El colaborador de CNN Ian Kerner, un psicoterapeuta especializado en terapia sexual y de pareja, está de acuerdo. Cuando las parejas mantienen viva e intacta la dimensión sexual de su relación, "lleva a un calentamiento general de la relación, que incluye más afecto táctil y no sexual, así como un mayor nivel de respeto hacia su pareja", dijo.

Aumenta el conocimiento

Si estás buscando una buena razón para energizar tu vida sexual a medida que envejeces, es esta.

Los estudios demuestran que mantener tu vida sexual activa en la vejez protege e incluso mejora el funcionamiento y el recuerdo ejecutivo de tu cerebro. Analizando datos del Estudio Longitudinal Inglés del Envejecimiento, investigadores británicos encontraron que los hombres sexualmente activos, entre las edades de 50 y 89 años, tenían mayor función cognitiva, medida por secuenciación numérica y recuerdo de palabras, incluso después de ajustarse por calidad de vida, soledad, depresión y actividad.

Las mujeres tenían el mismo beneficio del sexo para la memoria, pero no para la secuencia de números. Tanto los hombres como las mujeres que eran más activos sexualmente obtuvieron mejores resultados en las pruebas que los que tenían menos relaciones sexuales.

En un estudio de seguimiento, los investigadores encontraron que tener relaciones sexuales al menos una vez a la semana era altamente predictivo de un mejor funcionamiento cognitivo, especialmente la fluidez verbal.

Limita el dolor

Los estudios han encontrado que la actividad sexual puede reducir los dolores menstruales, el dolor crónico en la espalda y las piernas, incluso las migrañas.

Una encuesta de 2013, de 1.000 pacientes con dolor de cabeza en Alemania, encontró que el 30% de aquellos con cefaleas en zonas específicas de la cabeza y el 60% de aquellos con migrañas reportaron alivio parcial o total de su dolor si tuvieron relaciones sexuales durante un episodio.

MIRA: Tampon Run...aprendiendo a lidiar con la menstruación

El investigador de orgasmos Barry Komisaruk, de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey), señala una investigación que afirma que "la entrada sensorial producida por la estimulación vaginal produce un poderoso efecto analgésico" y dice que no interfiere con la sensibilidad táctil.

En un estudio, donde Komisaruk fue coautor junto a la investigadora sexual Rutgers Beverly Whipple -que acuñó el término "punto G"-, se descubrió que la presión de la estimulación vaginal placentera aumentaba la tolerancia al dolor en un 40%. Cuando las mujeres llegaron al orgasmo, su tolerancia al dolor aumentó en casi un 75%.

Los científicos dan crédito a las hormonas liberadas durante las relaciones sexuales, como las endorfinas, que bloquean el dolor y el estrés, y la oxitocina, la hormona que ayuda a las madres y los bebés a unirse y que tiene propiedades para aliviar el dolor.

¿Estoy ejercitando?

¿Puede el sexo ser una forma de ejercicio? Sí, más o menos, si eres joven y saludable y pasas al menos 30 minutos haciéndolo.

Un estudio en 20 parejas jóvenes sanas descubrió que quemaban un promedio de 85 calorías por cada jugueteo de media hora en la cama. Los hombres quemaron más que las mujeres, aproximadamente 100 calorías versus 69.

"En comparación", escriben los autores del estudio, "el nivel de intensidad que se ejerce a partir de la actividad sexual podría ser mayor que el de caminar a 4,8 kilómetros por hora, pero inferior al de trotar a 8 kilómetros por hora".

Aún así, un hombre quemaría aproximadamente la misma cantidad de calorías en media hora de cocinar, servir bebidas en un bar o conducir un camión, mientras que las mujeres obtienen el mismo resultado del trabajo de escritorio y de las reuniones.

Eso sí, ¿cuál es más divertido? Además, los expertos señalan otros beneficios de ejercicio del sexo: el estiramiento de los músculos y los tendones, la flexión de las articulaciones y el aumento de la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión arterial que en un hombre o mujer saludable puede energizar el cuerpo.