(CNN Español) - El expresidente y senador de Colombia Álvaro Uribe Vélez podría perder su investidura si llegara a prosperar una demanda en su contra por haberse ausentado de numerosas sesiones en el Congreso. La demanda fue admitida este miércoles por el Consejo de Estado.

El alto tribunal analizará la demanda que interpuso en febrero de 2018 Nixon José Torres Carcamo contra el expresidente Álvaro Uribe por faltar consecutivamente a las votaciones en el Congreso durante la anterior legislatura, según explicó el abogado en una radio local.

La acción llega a pocos meses de la primera ronda de las elecciones presidenciales en Colombia, que será el 28 de mayo.

El expresidente y senador Álvaro Uribe en el Congreso de Colombia en noviembre de 2016. Uribe fue reelegido como senador con más de 875.000 votos en las parlamentarias de marzo de 2018. (Crédito: GUILLERMO LEGARIA/AFP/Getty Images)

El abogado dice que Uribe y la bancada de su partido, Centro Democrático, se retiraron colectivamente de las sesiones y que esto afectó al quórum de votaciones importantes como la aprobación de la Circunscripción Especial de Víctimas, que no fue aprobada, pues no hubo mayoría absoluta para ser votada, según Cablenoticias, afiliada de CNN en Español en Colombia.

El demandante dijo en Blu Radio que se basó en el numeral 2 del artículo 183 de la Constitución de Colombia que hace referencia a las causales de la pérdida de investidura para congresistas.

“Los congresistas perderán su investidura (…) por la inasistencia, en un mismo período de sesiones, a seis reuniones plenarias en las que se voten proyectos de acto legislativo, de ley o mociones de censura”, se lee en el artículo en que Torres Carcamo basó su demanda.

“Si un congresista deja de participar en la votaciones, se podría configurar en causal de pérdida de investidura”, dijo el abogado.

El expresidente se pronunció sobre el hecho y aunque no admitió su inasistencia reiterada dijo que por “razones de conciencia” no participó de las votaciones de los acuerdos con las FARC.

“He procurado tener el mayor cumplimento en el Congreso”, dijo Uribe. “Por razones de conciencia no puedo votar los acuerdos con las FARC”.

Ante esto, el demandante se preguntó "hasta dónde la objeción moral puede anular una norma jurídica tratándose del cumplimiento de funciones constitucionales como congresista" y dijo que eso lo deberá establecer el Consejo de Estado.

Uribe también acusó al abogado de ser contratista del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y ser abogado del exguerrillero de las FARC, Jesús Santrich.

En Blu Radio, Torres dijo que es “totalmente falso” que él sea contratista del Estado. Sin embargo, aceptó haber trabajado en el Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá durante la administración del alcalde Gustavo Petro (2012-2015).

El abogado también interpuso una demanda similar contra el candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque, apadrinado por Uribe. Esta aún no ha sido aceptada.

Sin embargo, a finales de marzo, el mismo Consejo de Estado aceptó otra demanda de pérdida de investidura contra Duque, que ya fue notificada al senador y candidato presidencial, según el registro de la Corte.

En caso de que el tribunal fallara contra Uribe o Duque, el primero no podría posesionarse como senador en la próxima legislatura, y el segundo no podría hacerlo como presidente, en caso de que gane las elecciones presidenciales de mayo de 2018. Ambos podrán acudir a segunda instancia.

Un caso parecido de pérdida de investidura ocurrió también este año: el Consejo de Estado declaró la muerte política a la congresista Luz Adriana Moreno Marmolejo por su inasistencia al Congreso, una decisión que ella apeló y se encuentra siendo revisada en segunda instancia.