El partido de fútbol de más altura en la historia

La plantilla de 30 futbolistas de 20 nacionalidades, entre ellas la exinternacional estadounidense Lori Lindsey y la exmediocampista inglesa Rachel Unitt, jugaron un partido completo a 5.791 metros en el monte Kilimanjaro, a una altitud nunca antes intentada.