CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Hitler ya hablaba de exterminar a los judíos en una carta de 1919

Por Juan Andrés Muñoz

Una carta firmada por Adolf Hitler, que contiene lo que se cree es la primera expresión escrita de sus opiniones sobre los judíos y el antisemitismo, fue dada a conocer en Nueva York por el Centro Simon Wiesenthal.

El rabino Marvin Hier dijo el martes que la carta, escrita en 1919, es «uno de los documentos más importantes en toda la historia del Tercer Reich».
Hier, fundador y decano del Centro Wiesenthal, utilizó guantes blancos para proteger el frágil y amarillento documento al señalar lo que él considera la frase más significativa en las cuatro páginas escritas a máquina: «Entfernung der Juden», que en alemán significa «la eliminación de los judíos», y «meta final», que Hitler escribió debía ser el objetivo del gobierno.
«En 1919 escribió esto. Veintidós años más tarde, se convierte en canciller del Tercer Reich», dijo Hier. «Acabó a los judíos por completo».
El Centro Simon Wiesenthal, organización judía de derechos humanos, compró la carta a concesionario privado por 150,000 dólares y la exhibirá en julio en el Museo del Centro de la Tolerancia en Los Ángeles.
Cuando escribió la carta, el 16 de septiembre de 1919, Hitler tenía 30 años de edad y era un veterano de la Primera Guerra Mundial. En ese momento trabajaba para la unidad de propaganda del ejército alemán, dijo Hier. Fue el supervisor de Hitler, el capitán Karl Mayr, quien le asignó la tarea de articular la posición del ejército sobre los judíos para Adolfo Gemlich, quien era un espía militar. (Casi cuando escribió la carta, también a petición de Mayr, asistió a una reunión del Partido de los Trabajadores alemán para averiguar más sobre este. Años más tarde, la organización se transformaría en el Partido Nacional Socialista y Hitler sería su dirigente).
La carta, escrita en una máquina de escribir del ejército alemán, está dirigida a Gemlich -de ahí que sea conocida como «carta Gemlich», y fue autentificada en 1988, según el Centro Wiesenthal.
En la traducción de inglés de la carta proporcionada por el Centro Wiesenthal, Hitler identifica al judaísmo como una raza, no como una religión, que se ha conservado «a través de miles de años de endogamia» y que sólo se refiere a la «búsqueda de dinero y poder».
«El resultado de ello es que una raza de no alemanes vive entre nosotros con sus sentimientos, pensamientos y aspiraciones propios, y tiene los mismos derechos que nosotros», escribió Hitler.
En el documento advierte contra el antisemitismo «nacido de un área puramente emocional», porque ese sólo llevaría a los pogromos
Advirtió contra el antisemitismo «nacido de terreno puramente emocional». Escribió que el camino a seguir sería el de los pogromos (linchamientos multitudinarios), en referencia a los ataques de la mafia organizada contra en Rusia y que más tarde, pensó, podrían aplicarse contra los judíos en Alemania.
La carta Hitler deja en claro que que tenía un objetivo más grande en mente. «El objetivo final debe ser el exterminio de los judíos», escribió. «Para lograr este objetivo, se requiere de un gobierno con poder nacional y nunca un gobierno de debilidad nacional».
Hier dijo que la carta fue encontrada en 1945 en los archivos nazis cerca de Nuremberg por un soldado estadounidense, William F. Ziegler, quien la vendió a un distribuidor de documentos históricos.