CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Canadá recibe a Guillermo y Catalina en su primera gira

Por Juan Andrés Muñoz

Desde su boda real, los duques de Cambridge se han convertido en la pareja más buscada de Gran Bretaña. Y ahora, a medida que se preparan para su primera gira al extranjero a Canadá y los Estados Unidos, se están globalizando.

La pareja arribó a la ciudad de Ottawa este jueves en un jet de la fuerza aérea canadiense. Los duques colocaron una ofrenda floral en el National War Memorial para reconocer a los militares antes de ser saludados formalmente por el primer ministro Stephen Harper y el gobernador general David Johnston, en un evento lleno de honores militares y 21 cañonazos.

Su poder de arrastre en Gran Bretaña se vio confirmado cuando su primer compromiso oficial, una cena de caridad en Londres el mes pasado, atrajo a un circo mediático que no se veía en los círculos reales desde la época de la madre de Guillermo, Diana, la princesa de Gales.

Con una visita real vista como una oportunidad perfecta para mostrar una nación ante la audiencia en todo el mundo, no es de extrañar que los países quieran atraer a la Marca Cambridge”a sus costas.

Los países de la Commonwealth son tradicionalmente los primeros en la fila, ya que comparten la monarquía del Reino Unido; los padres de Guillermo, Carlos y Diana, visitaron primero Australia, así que tiene sentido que los recién casados elijan el otro gran reino de la Commonwealth: Canadá.

El príncipe Guillermo ha dicho que es «un gran privilegio» haber sido invitados a Canadá para su primer viaje como una pareja casada. Cuando los duques partieron del aeropuerto Heathrow en Londres, la duquesa vestía una chaqueta de la marca canadiense, Smythe les Vestes.

publicidad

Guillermo tiene una historia con Canadá. Él fue célebremente acosado por chicas gritando cuando visitó ese país siendo un adolescente en 1998. No fue sólo su apariencia adorable lo que le ganó admiradoras. Había una compasión inmensa hacia él por la pérdida de su madre un año antes.

“El duque ha tenido un genuino deseo de regresar a Canadá durante muchos años, y me ha estado insistiendo–a menudo con mucha intensidad– para encontrar una oportunidad de hacerlo”, dijo el secretario privado de la pareja, Jamie Lowther-Pinkerton.

“La pareja real está muy contenta de que Canadá sea su primera gira juntos”.

El itinerario de nueve días ha sido diseñado para mezclar eventos oficiales con algunas pocas actividades menos formales, incluyendo un taller de cocina en Montreal y Calgary Stampede, un rodeo anual de grandes y festival.

Canadá también tiene mucho de interés para el duque y la duquesa. Guillermo, un piloto de helicópteros de búsqueda y rescate, está entusiasmado por volar con sus homólogos canadienses de renombre. La pasión de Catalina por las artes y oficios la llevará a los territorios del noroeste de Canadá para conocer prácticas tradicionales tales como convertir la piel de alce en cuero.

Un amplio apoyo a la monarquía también hace de Canadá una apuesta bastante segura para una gira de debut real. El gobierno canadiense, que está pagando por la visita, la describió como “un gran honor”.

Durante su estancia, el duque y la duquesa serán testigos de una ceremonia de ciudadanía, donde un grupo de personas de todo el mundo se convertirán oficialmente en canadienses, jurando lealtad a la abuela de Guillermo, la reina Isabel II.

Una nota informativa fue emitida a los medios de comunicación acerca de la importancia de este evento: “En Canadá, profesamos nuestra lealtad al soberano, no a un documento (como una constitución) o a un objeto inanimado (por ejemplo, una bandera) o a una entidad geográfica. Canadá es personificada por el soberano al igual que el soberano es personificado por Canadá”.

Con 1.300 periodistas acreditados siguiendo cada paso de la pareja, esta es sin duda una oportunidad para que Canadá exhiba y celebre su monarquía.

Pero no todos los sujetos del soberano apoyan su gobierno.

Los anti-monárquicos planean hacer oír sus sentimientos en la ciudad de Quebec, cuando la pareja la visite el domingo. El movimiento Réseau Résistance du Québécois (Red de Resistencia Quebequense) descrito por la prensa local como un “grupo marginal radical” ha adoptado el lema “¡Guillermo, vete!”.

Los medios candienses indicaron que se espera que alrededor de 300 manifestantes anti-monárquicos protesten este domingo a las afueras del ayuntamiento de la ciudad de Quebec.

Un vocero de esta Red, un grupo que quiere cortar lazos con la monarquía británica, dijo a CTV News: «Como turistas, están más que bienvenidos en Quebec. Pero mientras mantengan un título o pretendan tener cualquier autoridad en Quebec, no son bienvenidos».

Una encuesta de Angus Reid Public Opinion reveló que en la víspera de la visita a uno de cada tres canadienses les gustaría romper todos los lazos con la monarquía británica.

Sin embargo, cerca de tres cuartos de los encuestados tienen una impresión favorable del príncipe Guillermo, que es el segundo en la línea de sucesión al trono británico, mientras que a un 68% les agrada Catalina.

«Catalina y yo estamos muy ansiosos por nuestra gira por Canadá. Esperamos poder conocer a muchas personas y ver lo extraordinario y diverso de este país tanto como podamos», expresó el duque de Cambridge en un comunicado publicado en el sitio oficial del gobierno canadiense.

Aficionados de la realeza podrán adquirir una amplia variedad de souvenirs como playeras con la leyenda «Amo a Kate y Guillermo» con la bandera de Canadá.