Aproximadamente 3 días después del fuerte terremoto que sacudió el este de Turquía, los equipos de rescate han hallado con vida a unas 50 personas en las últimas 24 horas que se encontraban debajo de las ruinas de varios edificios destruídos.

De acuerdo a las autoridades, el sismo y sus posteriores réplicas se han cobrado la vidad de al menos 471 personas y han dejado 1.650 herdias.

En el más reciente rescate los socorristas sacaron a una profesora de 27 años de los escombros de un edificio 67 horas después del momento en que golpeó el terremoto.

Las labores de rescate se han visto obstaculizadas debido a las bajas temperaturas en la zona del desastre que ronda los 4 grados centígrados.

Por su parte, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, culpó hoy a la deficiencia de las construcciones del alto número de muertos en este terremoto y prometió que derribará todos los edificios construidos sin licencia y que no estén preparados para temblores.

El sismo del domingo tuvo una magnitud de 7.2 grados.