CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Una niña que desapareció en el tsunami de 2004, se reunió con su familia

Por CNN en Español

(CNN) — Una niña de ocho años que fue arrebatada de los brazos de su madre durante el tsunami de 2004 en Indonesia fue encontrada viva y finalmente pudo reunirse con sus padres, según informó la agencia estatal de noticias Antara.

La niña, identificada como Wati, tiene ahora 15 años.

Un terremoto con una magnitud de entre 9,1 y 9,3 golpeó las costas de Sumatra, Indonesia y provocó un tsunami que mató a más de 200.000 personas, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Wati estaba en la villa de Ujong Baroh cuando ocurrió la tragedia.

“Su madre, Yusniar, trataba de llevarla a ella y a sus dos hermana a un lugar seguro, pero por alguna razón, no pudo sostenerse del brazo de su madre y fue arrastrada por el agua”, informó la agencia de noticias estatal.

“Yusinar pudo salvar a sus otras dos hijas, pero tanto ella como el resto de la familia se resignaron a la idea de que Wati se había perdido y que no regresaría», agregó.

La ahora adolescente Wati fue hallada en un café cerca de su casa en el oeste de Aceh, Indonesia.

Ella dijo que “había llegado ahí en autobús desde Banda Aceh y que había intentado encontrar su camino de regreso a casa pero no sabía cómo. Tampoco podía recordar el nombre de sus padres o familiares, excepto el de Ibrahim”, según Antara.

Estuvo sentada en silencio en el café, asumiendo que era un mendigo, reportó la agencia de noticias. Un día después, Wati y alguien que conoció se presentaron en la casa de un hombre de nombre Ibrahim.

“Después de escuchar las versiones de los desconocidos, Ibrahim inmediatamente sintió que esa niña podría ser su nieta perdida hace mucho tiempo. Después de un vistazo más cercano a la chica de piel oscura, se convenció de que era ella, Wati era la niña que se perdió en el tsunami hace siete años”, cita la agencia.

Ibrahim llamó a los padres de Wati para que de inmediato vinieran a verla, y confirmaron que era su hija gracias a un pequeño lunar y una cicatriz que tenía desde pequeña.

Según Antara, no se dieron más detalles sobre qué pasó con la niña desde que fue arrastrada por la corriente; solo dijeron que estuvo en diferentes refiones de la provincia de Aceh, en Indonesia, después del tsunami.