CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

¿Quién juzgará al hijo mayor de Gadhafi?

Por CNN en Español

(CNN) — Reportes confusos surgieron este lunes sobre si el hijo de Moammar Gadhafi será juzgado o no en Libia. Un miembro del Consejo Nacional de Transición Libio dijo que Saif al-Islam Gadhafi sería trasladado a una corte en Trípoli pronto, pero un vocero de la Corte Penal Internacional (CPI) dijo que los jueces no han decidido si el juicio se llevará a cabo ahí.

“Los jueces de la CPI no han tomado ninguna decisión sobre este caso”, dijo el vocero Fadi el-Abdallah.

El-Abdallah dijo que para las autoridades libias no han presentado una impugnación de la admisibilidad del caso ante la Corte Penal, un paso previo que deberán tomar antes de que los jueces de la CPI decidan dónde se llevaría a cabo el juicio.

Pero Mohammed al-Sayeh, un miembro interino del consejo que gobierna Libia, dijo el lunes que la CPI había aceptado que Libia juzgue al hijo de Gadhafi. “Pronto será llevado a Trípoli para ser presentado ante la corte”, dijo al-Saleh. “No está decidido si será llevado a prisión o sólo a Trípoli para las audiencias”.

El hijo mayor de Moammar Gadhafi, alguna vez considerado su sucesor, fue capturado en noviembre luego de la caída del régimen de su padre, en agosto. Actualmente está detenido en la ciudad de Zintan, en Libia. Al momento de su captura enfrentaba una orden de arresto de la CPI. Ésta solicitó inicialmente a Libia entregar a Gadhafi para ser juzgado, pero después abrió la posibilidad de que fuera juzgado en Libia.

El fiscal de la CPI, Luis Moreno-Ocampo, dijo durante una visita a Trípoli que Libia tenía el derecho de juzgarlo si podía probar que podía hacerlo de forma justa. Aseguró que Libia podía presentar el caso en la CPI y que los jueces decidirían.

La CPI preguntó a Libia el mes pasado si Gadhafi había sido arrestado por la orden que había emitido la corte internacional, si estaba incomunicado y si algún representante de la CPI podía entrevistarse con él.

También preguntó cuándo y dónde un experto podía hacerle un examen físico y mental, y cuándo planeaban llevarlo ante una corte. La CPI le dio a las autoridades libias hasta el 23 de enero para responder.

Los funcionarios libios respondieron de forma confidencial a esas preguntas, informó la CPI a través de un comunicado. Un representante de Human Rights Watch visitó a Gadhafi en diciembre, de acuerdo con la organización.

Funcionarios del gobierno libio parecen estar tratándolo bien, y él “no tenía quejas sobre las condiciones físicas de su detención”, de acuerdo con el grupo, cuyo representante se reunió durante 30 minutos con Saif. Debería tener acceso inmediato a un abogado, aseguró la organización el 21 de diciembre del 2011.

La mayor preocupación del hijo de Gadhafi “era la falta de acceso a su familia y a un abogado que pudiera llevar su caso». Saif al-Islam Gadhafi dijo que estaba siendo bien alimentado y que recibía atención médica, de acuerdo con Fred Abrahams, de Human Rigths Watch, a través de un comunicado.