Rescatan la víctima número 17 del naufragio del Costa Concordia

ROMA (CNN) — El cuerpo de una mujer fue encontrado este sábado en el crucero Costa Concordia, informaron funcionario italianos, lo que aumenta el número de muertos a 17.

Los rescatistas han buscado en el sitio desde que el barco chocó contra una línea de rocas y se volteó hacia un lado sobre aguas de la costa Toscana, en Italia, el pasado 13 de enero, lo que provocó una evacuación nocturna marcada por el pánico de los pasajeros. Al menos 15 personas siguen desaparecidas.

Los esfuerzos para retirar las 2,400 toneladas de combustible del crucero han sido pospuestos hasta el martes debido a las malas condiciones del clima, informó la agencia de Protección Civil italiana. Se esperaba que la operación comenzara este fin de semana.

Franco Gabrielli, quien lidera la operación de Protección Civil, dijo este viernes que 14 de los cuerpos encontrados ya fueron identificados.

El descubrimiento ocurre un día después de que un grupo de pasajeros del crucero demandó a la línea de cruceros.

Costa anunció que cada pasajero recibiría 14,400 dólares de compensación por la pérdida de sus pertenencias y el estrés emocional, así como el reembolso de los costos asociados con el viaje.

La empresa hará acuerdos independientes con los pasajeros que sufrieron heridas y necesitaron tratamiento así como con las familias de quienes fallecieron, aclaró la empresa.

La medida fue anunciada tras una reunión entre Costa Cruises y los clientes.

La demanda de este vienes solicita un juicio y una retribución de parte de Costa Cruises, su empresa hermana Carnival Cruises Lines y dos personas. La demanda fue interpuesta en una corte del sur de Florida, donde hay una sede de Carnival.

La demanda destaca la falla de los operadores de cruceros en varios sentidos, e incluye "negligencia marítima", "negligencia grave", "generación de angustia emocional" y "retención negligente".

Marc Berna, socio mayoritario de la firma con sede en Nueva York Napoli Bern Ripka Shkolnik, dijo a CNN que su compañía representa a "cientos" de pasajeros que estaban a bordo del barco; dijo que muchos más podrían unirse pronto a la demanda.

La demanda solicita una compensación económica por al menos 450 millones dólares.

Esta no es la única acción legal sobre el caso en Estados Unidos.

El miembro de la tripulación peruano Gary Lobaton interpuso una demanda este jueves en una corte de Illinois, confirmó a CNN su abogada, Monica Kelly, de Ribbeck Law, a través de un correo electrónico. Kelly dijo que no conocía a quienes interpusieron la demanda del viernes y “que añadirían más demandantes en las próximas semanas”.

Bern, el abogado de Nueva York, dijo que la compensación exigida en la demanda interpuesta en Florida era "un insulto".

Jesus García Heredia, quien estaba en el crucero con su esposa, dijo a CNN este viernes que no aceptaría la compensación.

"Si podemos alcanzar un acuerdo, acepto no demandar, no hay problema", dijo. "Pero no por 11,000 euros (14,400 dólares). Eso no lo acepto".

Heredia dijo que no había sido contactado por nadie de la compañía para hablar sobre la compensación.

"Hubo muchas pérdidas ese día", dijo en referencia a sus pertenencias personales y la carga emocional del desastre. "Realmente la pasamos mal ahí".

Otro pasajero, Mark Plath, dijo que quería una compensación de 6,000 dólares por sus pertenencias. Y dijo que quería más compensación porque él y su esposa habían tenido que nadar para llegar a la costa.

"También ayudé a la gente un poco a calmarse en el bote, y dirigí el equipo a la costa así como a vehículos que esperaban arriba, un poco más tarde. Mi esposa asistió a una mujer que sangraba en la cara (mi esposa es una enfermera)", escribió Plath en un correo electrónico a CNN.

"No soy un fanático de las demandas pero creo que el Costa necesita aprender de la experiencia y tomar acciones".

Mientras tanto, el capital del Costa Concordia, Francesco Schettino, está bajo arresto domiciliario y enfrenta posibles cargos de homicidio, naufragio y abandono de navío.

Schettino admitió ante fiscales, abogados defensores y un juez que cometió un "error" al chocar contra las rocas, pero ha negado que fuera demasiado rápido.

Schettino dijo que encalló el barco en la costa de la isla Giglio para evitar que se hundiera y limitar la inclinación.