CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

Uno de cada seis casos de cáncer es causado por infecciones

Por CNN en Español

(CNN) — A nivel mundial, uno de cada seis casos de cáncer son causados por una infección, las cuales en su mayoría pueden prevenirse o son tratables, según un estudio publicado este martes en la revista científica The Lancet Oncology.

Un total de 2 millones de casos de cáncer durante el 2008 se relacionaron con algunas infecciones, según el estudio. De esos casos solamente el 7,4% se registró en países con mayor desarrollo, mientras que el 22,9% se localizó en países con menor desarrollo.

El estudio atribuye muchos de estos casos de cáncer al virus del papiloma humano (VPH), a la hepatitis B, hepatitis C y a la bacteria helicobacter pylori, la cual se localiza en el estómago.

El VPH es prevenible con vacunas que ya han sido aprobadas para niñas y niños a desde los 9 años. La vacuna de la marca Merck, Gardasil, está disponible para ambos sexos. La correspondiente a la marca GlaxoSmithKline, Cervarix, solamente está indicada para mujeres. Esta enfermedad de transmisión sexual es común y en muchos casos no produce cáncer, puede llevar al cáncer cervicouterino y algunos tipos de cáncer en la cabeza y cuello.

“Mientras más personas se vacunen, tanto hombres como mujeres, crece la probabilidad de tener una población libre de la enfermedad”, dijo el médico Otis Brawley, jefe de la American Cancer Society, quien no está involucrado enel estudio.

La hepatitis B es prevenible con una vacuna, la hepatitis C no es prevenible, pero hay tratamientos disponibles. Ambos tipos de hepatitis fueron, en décadas pasadas, un problema grave para Estados Unidos principalmente entre consumidores de drogas vía intravenosa, pero actualmente su contagio a través de la transmisión sexual es un problema mucho más grave, comentó Brawley.

La bacteria helicobacter pylori puede tratarse mediante un coctel de medicamentos. No se ha comprobado que tratar esta infección bacteriana sea efectivo para prevenir el cáncer de estómago, pero se tiene la esperanza de que así sea, comentó Brawley.

El VIH (virus de inmunodeficiencia adquirida) es otra enfermedad que puede causar ciertos tipos de cáncer, tales como el linfoma y la leucemia. Esto se debe a que disminuye la capacidad de acción del sistema inmunitario, lo cual aumenta el riesgo de padecer cáncer; esta situación se ve agravada con los pacientes que son sujetos a trasplantes de órganos y que deben someterse a un tratamiento con inmunosupresores para evitar el rechazo de los órganos.

Hubo grandes diferencias en el estudio entre los tipos de cáncer que padecían las mujeres y los que padecían los hombres. Cerca de la mitad de los cánceres relacionados con alguna infección vistos en mujeres eran de cérvix y útero. Entre los hombres del estudio, más del 80% de los casos relacionados a una infección eran cáncer de colon y de estómago.

Pero el número total de casos que relacionan el padecimiento de cáncer con haber padecido alguna infección fue similar en hombres y mujeres, patrón consistente en grupos del mismo rango de edades, con excepción de aquellos casos en los que el paciente era menor de 40 años. Las mujeres menores de 40 años eran más propensas a padecer cáncer relacionado con algún tipo de infección, en comparación con los hombres del mismo rango de edad. Esta situación se debe principalmente a la presencia de cáncer cervicouterino.

En términos de mortalidad, los autores del estudio estiman que 1,5 millones de los 7,5 millones de muertes en pacientes con cáncer que tuvieron lugar en 2008 se derivaron de enfermedades infecciosas.

¿Cómo es que los investigadores saben si un cáncer fue provocado por alguna enfermedad infecciosa? Los virus como el VPH y los de la hepatitis B y C invaden el ADN de la persona y dejan su marca en la secuencia genética. La bacteria helicobacter pylori no tiene esta capacidad, pero puede encontrarse dentro de los tumores gástricos.

Sin embargo, hay algunas limitaciones en las cifras estimadas en el estudio. Ya que la información relacionada al país o región no estaba disponible en todos los casos, los investigadores sólo pueden calcular el número de casos de cáncer relacionados con enfermedades infecciosas en algunas áreas. Los investigadores pudieron haber sobreestimado las infecciones dentro de ciertas regiones debidoa que confiaron en vastos estudios realizados previamente en países de alto riesgo.

También es cierto que múltiples infecciones pueden provocar un solo tipo de cáncer, comentó en una nota adjunta el médico Goodarz Danaei de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Aún así, el estudio ofrece “la última estadística a nivel mundial sobre la incidencia de infecciones en casos de cáncer”, dijo Danaei.