Una nueva colonoscopia libre de laxantes se muestra promisoria

(CNN) — Si tienes 50 años o más, los análisis para detectar cáncer colorrectal están en tu futuro. Aunque sólo tendrías que hacerte estudios cada 10 años (si no se encuentran pólipos), la perspectiva de prepararse para el procedimiento puede disuadir a muchos.

Probablemente has escuchado alguna historia de terror sobre los laxantes que deben tomarse antes de los estudios, el sabor, la cantidad, la “limpieza” consiguiente.

Pero para aquellos que son un poco temerosos por todo ese líquido que entra y sale, una nueva colonoscopia libre de laxantes puede estar muy cerca, según un estudio en el que participaron 605 adultos estadounidenses publicado este lunes en la revista científica Annals of Internal Medicine.

Este nuevo examen es llamado colonografía tomográfica computarizada libre de laxantes (CTC, por sus siglas en inglés) o colonoscopia virtual.

La esperanza es que más personas encuentren esta preparación mucho más fácil para su estómago y esto resulte en más personas sometiéndose a esta prueba que puede salvar vidas, dijo el autor del estudio, el médico Michael Zalis, director de Colonografía CT en el Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos.

“Cuando hacemos una colonoscopia virtual, damos un agente de contraste que es seguro para la salud y que los pacientes ingieren durante dos días con alimentos”, dijo Zalis. “Son cerca de 5 mililitros, aproximadamente el volumen de comida que verías en un paquete (de dosis individual) de catsup”.

El contraste se toma por la vía oral de una a tres veces al día, se mezcla fácilmente con una dieta baja en fibra que un paciente está consumiendo y se muestra en una radiografía.

Las heces son etiquetadas y tienen una apariencia distintiva en la tomografía computarizada. El contraste no es absorbido por pólipos o la pared del colon. Los investigadores han desarrollado software de computadora que limpia las imágenes del colon electrónicamente.

“Observamos que con esta versión libre de laxantes podemos identificar a pacientes que tienen uno o más pólipos de un centímetro o más de tamaño y podemos hacer eso con un desempeño muy similar a la colonoscopia óptica y en un rango que muchas personas considerarían aceptable para el estudio", explicó Zalis.

"Podríamos detectar el 91% de estas lesiones más grandes, en nuestro estudio, la colonoscopia óptica detectó el 95%. En este estudio, esa es la diferencia de un pólipo.”

Actualmente hay dos tipos principales de estudios de colon, dice Zalis: el óptico regular y la colonoscopia virtual. Para la colonoscopia óptica (OC, por sus siglas en inglés), un gastroenterólogo inserta un tubo flexible de 1,8 metros con una cámara al final en su colon.

Esto permite al doctor ver cualquier pólipo (tumores precancerígenos) e inmediatamente removerlos. El paciente está sedado durante todo el procedimiento, así que no deben sentir nada.

Para preparar este procedimiento, los pacientes usualmente tienen que beber una solución laxante el día antes. Esto significa que están tomando entre 1,8 y 3,7 litros de líquido hasta que vacíen sus intestinos.

La colonografía tomográfica computarizada (CTC), a veces llamada una colonoscopia virtual, requiere la misma preparación, es la prueba lo que es diferente. Un pequeño tubo del tamaño de un dedo meñique es insertado.

Este estudio usa una radiografía de baja dosis en lugar de un tubo que toma imágenes del colon que es conectado a una computadora y luego interpretado por un técnico, después de que el paciente terminó la prueba. Si se encuentran pólipos, el paciente tiene que regresar y someterse a una colonoscopia regular para que las lesiones precancerígenas sean removidas.

“Ambas requieren una preparación con laxantes completa y la preparación es encontrada desagradable, lo que disuade a la gente de participar en el estudio”, dijo Zalis. “Nadie debe de morir de cáncer de colon. Es una enfermedad que va creciendo lentamente”.

Y es muy prevenible. Los pólipos no son cancerígenos, pero son un precursor benigno que puede convertirse en cáncer si no se revisan. De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer en Estados Unidos, las muertes de cáncer de colon han estado disminuyendo en las últimas dos décadas.

Aun así, existen 104,000 nuevos casos de cáncer de colon cada año y aproximadamente 51,000 muertes.

Existe una advertencia al usar este nuevo tipo de “limpieza”. Mientras que la prueba sin laxantes detecta de manera precisa pólipos de un centímetro o más durante el estudio, fue menos exitoso a la hora de encontrar crecimientos pequeños.

Pero Zalis dice que las lesiones más pequeñas son clínicamente menos importantes. “No podemos ignorarlas, pero sabemos que las lesiones más importantes son los adenomas avanzados y el 90% de estos son de un centímetro o más”.

Los investigadores dicen que los resultados de este estudio necesitan ser validados por otro estudio más grande. Mientras tanto, Zalis está haciendo que esta prueba esté disponible para sus pacientes en el Hospital General de Massachusetts, aunque no está completamente cubierto por el seguro médico.

El costo para esta prueba no es más alto que el de una colonoscopia virtual tradicional, dice el médico, porque el método de lavado intestinal es todo lo que cambia.

“Hemos sabido durante mucho tiempo que si pudiéramos crear y validar un examen de colon que fuera mucho más amigable con el paciente, entonces podríamos llevar los beneficios del estudio a muchas personas que no están participando en él y están en riesgo de tener cáncer de colon”, dice Zalis.

Un segundo estudio de cáncer de colon también publicado en los Annals observó si tener un miembro familiar inmediato como los padres, hermanos e hijos con pólipos adenomatosos (pólipos más grandes que pueden convertirse en cáncer con el tiempo) incrementan el riesgo de una persona de tener cáncer de colon.

Los investigadores observaron 12 estudios diferentes y concluyeron que se necesitan más estudios antes de que se pueda llegar a una conclusión.