Tratamiento con testosterona podría ser dañino para el corazón
Un nuevo estudio vincula la terapia de testosterona a un mayor riesgo de problemas cardíacos.

(CNN) — Se ha convertido en el tratamiento de moda para hombres mayores. La "T", o terapia de remplazo de testosterona, ha sido ofrecida como una nueva forma de regresar el reloj biológico del hombre y mejorar su desempeño sexual.

Sin embargo, puede haber problemas en el paraíso, según una nueva investigación. En un estudio publicado esta semana en el Journal of the American Medical Association, los científicos han encontrado que en los hombres sometidos a terapia con testosterona, el riesgo de muerte, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular aumentó en un 29%, en comparación con quienes no fueron tratados con el remplazo hormonal.

El estudio incluyó a 8.709 hombres con bajos niveles de testosterona, a quienes les hicieron una angiografía coronaria, un procedimiento utilizado para abrir arterias coronarias angostas u obstruidas, en el sistema de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) entre 2005 y 2011. En algunos, se encontró que no había obstrucciones.

Los investigadores encontraron que el número de pacientes que experimentaban problemas cardíacos como ataques y accidentes cerebrovasculares tres años después de sus angiografías, fue de 19.9% para aquellos que no fueron tratados con testosterona y de 25.7% para los que sí lo fueron. Aún cuando los científicos dieron cuentas de otros factores en la salud del paciente, el aumento de accidentes cardiacos en aquellos tratados con testosterona fue significativo, según el estudio.

"Estos hallazgos generan preocupaciones acerca de la posible seguridad de la terapia con testosterona", dijo la Dra. Rebecca Vigen, autora principal e internista en el Suthwestern Medical Center de la Universidad de Texas, en Dallas. "Estudios futuros que incluyan pruebas aleatorias controladas son necesarios para caracterizar adecuadamente los posibles riesgos de la terapia con testosterona en hombres con morbilidades asociadas (otras condiciones)".

Sin embargo, algunos médicos que analizaron el estudio cuestionaron los métodos, afirmando que muchos de estos hombres ya tenían problemas del corazón.

"Debes ser cuidadoso respecto a la conclusión que sacas de este estudio", dice el Dr. Warren Levy, cardiólogo y director de Virginia Heart, ubicado al norte de Virginia. "El estudio fue realizado con hombres que habían pasado por un cateterismo cardíaco; así que eso ya selecciona a una población que se encuentra en mayor riesgo. La conclusión puede ser que para los hombres con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, la terapia con testosterona podría aumentar un poco el riesgo".

Así que la pregunta es, ¿cómo afecta esto a los hombres que se encuentran bien de salud? El reemplazo de la hormona masculina es bastante popular; en 2011, esto llegó a recetarse para 5,3 millones de personas, y esa cifra va en aumento, según el estudio.

"Quizá la pregunta más importante es la generalización de los resultados de este estudio para la población más amplia de hombres que están en terapia con testosterona: los hombres en este grupo de edad que están en tratamiento con testosterona porque padecen del "síndrome por déficit de testosterona" o como tratamiento anti-envejecimiento, y hombres más jóvenes que se someten al tratamiento para lograr una mejora física", escribe la Dra. Anne R. Capolla en un editorial adjunto. Ella es profesora adjunta de medicina en la División de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo en la Facultad de Medicina Prelman de la Universidad de Pensilvania, y editora colaboradora del Journal of the American Medical Association.

"Debido al alto volumen de recetas y al mercadeo agresivo por parte de los fabricantes de testosterona, especialistas y pacientes deberían tener cuidado", dice Cappola. "Apenas estamos empezando a ver los efectos secundarios de la terapia de reemplazo de hormonas en hombres. En el caso de las mujeres, contamos con información de décadas de investigación. Pero en el caso de los hombres, podría decirse que todavía estamos en la oscuridad".

Aún cuando los hombres fueron declarados en buen estado de salud tras no encontrar ninguna obstrucción al realizar las angiografías coronarias, aún tuvieron un alto índice de problemas cardíacos si eran tratados con testosterona, señala Cappola. Respecto a por qué la testosterona tiene efectos en el corazón, los científicos aún no entienden la conexión, pero ha sido demostrado que la hormona puede disminuir el HDL de un paciente, o colesterol bueno. Aún así, los doctores piensan que la relación va más allá.

Entonces, ¿cuál es el mensaje para aquellos que están contemplando la idea de someterse a la terapia con testosterona? Los autores del estudio recomiendan que los hombres hablen con sus doctores acerca del reemplazo de la hormona, y cómo se acopla a su perfil general de salud; además, deberían tener cuidado si tienen un historial de problemas cardíacos.