CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

El croata Josip Simunic no podrá jugar el Mundial por un grito pronazi

Por CNNEspañol sjv

(CNN) – El futbolista croata Josip Simunic se perderá el Mundial de Brasil tras ser sancionado por la FIFA con 10 partidos por sus cánticos pro-nazis cuando celebraba la calificación de su país al campeonato orbital en 2014.

El comité disciplinario de FIFA dijo el lunes que los gritos de Simunic tras la victoria 2-0 de Croacia sobre Islandia en el repechaje el mes pasado fueron “discriminatorios y ofensivos a la dignidad de un grupo de personas en relación a raza, religión u origen”.

Simunic, de 35 años, tomó un micrófono al final del partido en Zagreb el 19 de noviembre y gritó con fuerza “za dom” —que traducido del croata es “por la patria”— y el público respondió cuatro veces “spremni”, lo que significa “listo”.

“El comité identificó que el jugador, junto con el público, gritó un saludo croata que fue usado durante la Segunda Guerra Mundial por el movimiento fascista ‘Ustase’”, dice un comunicado en la página oficial de la FIFA.

“Debido la gravedad del incidente, el comité decidió suspender al jugador por diez partidos oficiales”, dice el comunicado, agregando que la sanción entrará en efecto sólo desde el inicio de la Copa del Mundo en junio.

Simunic tampoco puede ingresar a los estadios en que se disputen los partidos y fue multado con 30.000 francos suizos (33.530 dólares).

Simunic, nacido en Australia, siempre ha negado que sus cánticos tuvieran connotaciones fascistas.

“Nací y crecí en países con sistemas democráticos occidentales y cualquier forma de intolerancia o fanatismo me es ajeno y no hace parte de mi sistema personal de valores”, le dijo a la página oficial de la federación croata de fútbol.

“Además, me he dedicado toda mi vida a hacer todo lo que puedo para ayudar a mi país, Croacia, y estoy inmensamente orgulloso de eso”.

Simunic, defensa del Dinamo Zagreb, pasó gran parte de su carrera en la Bundesliga de Alemania e hizo su debut internacional con Croacia en 2001.

Croacia ha caído en desgracia tanto con la UEFA como con la FIFA por las acciones de sus hinchas en el pasado.

La UEFA sancionó a su federación en tres ocasiones durante las Eurocopa de 2012 por desórdenes en la hinchada y comportamiento racista de sus seguidores cuando la selección salió del torneo en la fase de grupos.

La FIFA también ha endurecido su posición contra el racismo y su presidente Joseph Blatter estableció una fuerza de tarea especial este año tras varios incidentes.