Por Matt Smith and Joseph Netto

(CNN) — Un brote de la fiebre hemorrágica de Ebola en el oeste de África se ha extendido a la capital de Guinea y mas allá de sus fronteras en una "epidemia sin precedentes", reportó una agencia de ayuda líder el día lunes.

Médicos sin Fronteras declaró que un total de 122 pacientes están bajo sospecha de haber contraído Ebola y 78 han muerto. Muchas víctimas han estado en Guinea, pero la Organización Mundial de la Salud reportó que dos muertes en Sierra Leone y una en Liberia se sospecha fueron causadas por el virus del Ebola el domingo.

Los casos han sido identificados en tres provincias en Guinea cerca de la frontera y en Conakry, la capital costera, dijo Mariano Lugli, el coordinador Médicos sin fronteras local.

En una declaración emitida por la organización, Lugli dijo que "Estamos enfrentando una epidemia de una magnitud nunca antes vista en términos de distribución de casos en el país". El dijo que brotes anteriores "estuvieron mucho mas circunscritos geográficamente e involucraban lugares más remotos".

"Este brote geográfico es preocupante, porque serán en mayor medida más complicadas las tareas de las organizaciones que trabajan para controlar la epidemia", dijo Lugli.

La organización, también conocida por el nombre Medicins Sans Frontieres (MSF) en francés, describe el Ebola como "una de las enfermedades más mortales en el mundo". Ésta se propaga en la sangre y apaga el sistema inmune, causando fiebre alta, dolor de cabeza y dolor muscular.

De acuerdo con la MSF, esta es rara pero crea pánico, porque no hay cura y es fatal en más del 90% de los casos. La variante vista en el brote en Guinea es la cepa Zaire, la cual llamó Lugli "la más agresiva y mortal".