Por  Jonathan Anker, HLN

(HLN) - Los padres que publican decenas fotos de sus niños en Facebook usualmente pueden contar con recibir gran cantidad de ‘Me gusta’ y comentarios tiernos.

Sin embargo, la foto de Tara Taylor de su hija de 3 años, Rylee, recibió algo muy diferente, y mucho más valioso: la preocupación genuina de sus amigos.

En la foto, que Tara publicó porque Rylee se había pintado su propio cabello, el ojo izquierdo de la niña tiene un círculo blanco en el medio, algo como el reflejo que a veces se ve cuando se usa el flash. Pero dos amigos de Tara vieron algo más.

“Dijeron: ‘De seguro no es nada. Probablemente sea la iluminación, pero el ojo de tu hija brilla y deberías revisarlo porque es una señal de que puede haber un problema con el ojo”, le dijo Taylor a la estación WREG, afiliada de HLN en Memphis.

De hecho sí había un problema. Taylor llevó a Rylee a un especialista de retinas, quien le diagnosticó la enfermedad de Coats, un padecimiento crónico en el ojo que causa pérdida total o parcial de la visión, usualmente en un ojo. Pero la detección temprana es clave para combatir la enfermedad y Taylor le puede agradecer a la foto en Facebook por eso.

“Si es detectada con prontitud, algún nivel de visión puede ser restaurado. Si no es tratada sino hasta sus etapas avanzadas, puede ocurrir una pérdida total de visión”, según dice la Fundación de la Enfermedad de Coats.

El grupo dice que menos de 200.000 personas tienen ese desorden, que con frecuencia es diagnosticado entre los 6 y 8 años. No hay cura conocida para la enfermedad, pero dirigiéndose a los padres, el sitio web de la fundación dice: “Con su apoyo, así como el de los doctores, terapeutas y maestros, su hijo podrá ser capaz de hacer todo lo que un niño con visión normal puede hacer”.

WREG reporta que Rylee ahora es sometida a procedimientos médicos cada un par de meses para mantener su visión.