Por Nima Elbagir, CNN

Nota del editor: Nima Elbagir, de CNN, realizó el viaje a Chibok, Nigeria, para recopilar relatos de primera mano de los secuestros de las colegialas, y cómo la gente en la ciudad nororiental siguen viviendo con miedo.

CHIBOK, Nigeria (CNN) — Mientras hombres armados se llevaban a niñas de una escuela nigeriana en siete camiones de carga el mes pasado, algunas corrieron hacia la libertad. Una de esas chicas compartió su historia con CNN.

Con el miedo en sus ojos y en su voz, la joven mujer, quien pidió a CNN no dar su nombre, describió la experiencia.

Un hombre la confrontó y le dijo que se metiera a uno de los vehículos. Una vez adentro saltó y corrió. "Preferimos huir que morir", dijo la niña. "Corrimos entre los arbustos. Corrimos y corrimos".

Las autoridades han dicho que los militantes de Boko Haram secuestraron a 276 niñas de un internado en el pueblo de Chibok, al noreste de Nigeria, el 14 de abril, y que algunas escaparon a la selva. Las chicas, que permanecen desaparecidas, probablemente han sido separadas y llevadas fuera del país, según indican algunos oficiales.

"Secuestré a sus niñas", dijo el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau en un video publicado la semana pasada. "Hay un mercado para vender humanos. Alá dijo que venda, él me manda a vender".

La niña que describió a CNN su escape, aún temblaba por los eventos. Cuando se le pidió describir cómo vestían sus secuestradores, respondió: "siento miedo".

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan dijo este sábado que estaba preocupado por las niñas y agradeció a otros países, incluyendo Estados Unidos, que han mostrado su apoyo para encontrarlas. "Prometemos al mundo que encontraremos a esas chicas", dijo Jonathan.

Oficiales estadounidenses y británicos están en Abuja para ayudar al gobierno de Nigeria en la búsqueda de la niñas, en el plan de misiones de rescate y aconsejar cómo rendir a Boko Haram. China y Francia también ayudan en la búsqueda.

El examen de la respuesta del gobierno nigeriano a los secuestros se ha elevado. Un reporte de Amnistía Internacional apunta que las autoridades sabían al menos cuatro horas antes del ataque que Boko Haram estaba en camino para secuestrar a las niñas en Chibok.

El reporte de Amnistía Internacional señala que después de que los comandantes nigerianos fueron informados del inminente ataque, fueron incapaces de enviar suficientes tropas para responder.

Un contingente militar de entre 15 y 17 soldados y un puñado de oficiales de policía no pudieron defenderse de cerca de 200 hombres de Boko Haram que sacaron a las niñas de sus camas, apunta el reporte.

El gobierno de Nigeria asegura que respondió con tropas, helicópteros y aviones de manera inmediata tras el secuestro masivo.

"Es un momento muy doloroso para nosotros", dijo el ministro de Denfensa nigeriano Musiliu Olatunde Obanikoro. "Hemos tenido noches sin dormir tratando de llevar esto a un fin. Ahora mismo, nuestra principal preocupación está en cómo esto puede ser logrado y detalles de dónde pueden estar en unidades o están en una locación central".

Oficiales nigerianos han sido frecuentemente criticados en el pasado por fallar en la prevención de ataques mortales de Boko Haram, particularmente en el bastión del grupo terrorista al noreste de Nigeria.

Al menos 2,000 personas han muerto por la violencia en el norte de Nigeria este año, dijo Amnistía. El más reciente ataque de Boko Haram mató al menos a 310 personas en un pueblo que ha sido usado como base de operaciones para tropas de rescate de las niñas desaparecidas.

El contralmirante de la marina de Estados Unidos, John Kirby, quien sirvió como secretario de prensa del Pentágono, dijo que oficiales creen que las chicas "han sido divididas en pequeños grupos" pero declinó dar detalles de cómo llegaron a esa conclusión. Su opinión ha sido replicada por otros.

"La búsqueda debe ser en Niger, Camerún y Chad, para ver si pueden encontrar información", dijo Gordon Brown, ex primer ministro de Gran Bretaña y enviado especial de la ONU para la educación global.

Pero Jonathan cree que las chicas siguen aún en Nigeria, en algún lado de la selva de Sambisa.

"Si se mueven ese número de niñas a Camerún, la gente lo verá. Así que creo que siguen en Nigeria", dijo.

#BringBackOurGirls

El primer ministro David Cameron prometió este domingo que Gran Bretaña “va a hacer lo que se pueda” para ayudar a encontrar a las chicas.

Sus comentarios los realizó mientras sostenía un cartel con el hashtag#BringBackOurGirls durante el programa Andrew Marr Show de la BBC.

Cameron y el papa Francisco son los últimos partidarios de alto perfil de la campaña en los medios sociales.

El papa tuiteó este sábado: “Unámonos todos en oración por la inmediata liberación de las niñas secuestradas en Nigeria. #BringBackOurGirls”.

También el sábado, Michelle Obama condenó el secuestro "desmesurado" de las niñas. Durante un discurso semanal en la Casa Blanca, la primera dama de EU dijo que se trataba de la obra de "un grupo terrorista decidido a mantener a estas niñas lejos de recibir una educación”.