Por Mercedes de la Torre, para CNN

Ciudad del Vaticano (CNN Español) - Por primera vez en este Pontificado, 20 parejas se casaron en el Vaticano delante del papa Francisco.

La ceremonia se llevó a cabo en la Basílica de San Pedro y fue muy diversa, tanto por las edades de los nuevos esposos, que variaban desde los 30 hasta los 50 años, como por las circunstancias de los novios; por ejemplo, entre ellos había una madre soltera.

Durante su homilía, Francisco aseguró que "el matrimonio es símbolo de la vida, de la vida real y no una novela". Explicó que es un viaje comprometido, a veces difícil y complicado, por lo que les dio un consejo:

"Un pequeño consejo: es normal que los esposos peleen, es normal. Siempre se hace. Pero les aconsejo que jamás terminen la jornada sin hacer la paz. Es suficiente un pequeño gesto y así se sigue caminando"., dijo.

La celebración de estos matrimonios en el Vaticano marca una etapa más en la preparación del próximo Sínodo sobre la Familia para el que acudirán a Roma obispos de todo el mundo.

Al finalizar la misa, el Papa calificó la guerra como "una locura" y recordó la misión que realizará el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la República Centroafricana:

"Mañana, en la República Centroafricana, oficialmente se dará inicio a la misión anhelada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para buscar la pacificación de este país y proteger a la población civil, que está sufriendo gravemente las consecuencias de los conflictos en curso", dijo el Pontífice.

"Mientras les aseguro el compromiso y la oración de la Iglesia Católica, animo el esfuerzo de la comunidad internacional, que sale en ayuda de los centroafricanos de buena voluntad. Que lo antes posible la violencia ceda el paso al diálogo; que los despliegues opuestos dejen de lado los intereses particulares y se preocupen para que cada ciudadano, perteneciente a cualquier etnia y religión, pueda colaborar para la edificación del bien común. ¡Que el Señor acompañe este trabajo por la paz!".