(CNN) - Un médico en la Liberia rural, en una zona repleta de enfermos de Ébola, afirma haber tenido buenos resultados con un tratamiento que probó por pura desesperación: un medicamento contra el VIH.

El Dr. Gobee Logan ha suministrado la droga, la lamivudina, a 15 pacientes de Ebola, y todos menos dos sobrevivieron. Esa es una tasa de mortalidad del 7%.

En toda el África Occidental, el virus ha matado a 70% de sus víctimas.

Fuera del centro contra el Ébola de Logan en Tubmanburg, cuatro de sus pacientes se recuperan y caminan por los jardines, manteniéndose siempre dentro de la valla que separa a los enfermos de Ébola de los demás.

"Mi estómago me dolía mucho, me sentía débil, y vomitaba," afirma Elizabeth Kundu, de 23 años, sobre su pelea con el virus. "Ellos me dieron la medicina, y me siento bien. Lo tomamos, y podemos comer -. Nos sentimos muy bien".

Kundu y los otros 12 pacientes que tomaron la lamivudina y sobrevivieron recibieron el fármaco en los primeros cinco días más o menos de su enfermedad. Los dos pacientes que fallecieron lo recibieron entre cinco y ocho días después.

"Estoy seguro de que cuando [los pacientes] lo tomen temprano, este medicamento puede ayudar", dijo Logan. "Lo he demostrado en mi centro".

Logan es consciente de que la lamivudina puede causar daño al hígado y otros problemas, pero él dice que vale la pena el riesgo, ya que el Ébola es mortal.

También sabe que investigadores estadounidenses dicen que sólo un estudio real puede demostrar esa eficacia. Eso implicaría probar en una población de pacientes mucho más grande y dar a la mitad de ellos lamivudina y a la otra mitad un placebo.

"¿Nuestra gente está muriendo y estamos hablando de hacer estudios?" , dijo. "Es una cuestión de hacer todo lo que puedo como médico para salvar la vida de algunas personas".

Logan dijo que tuvo la idea de probar la lamivudina cuando leyó en una revista científica que el VIH y el ébola se replican en el interior del cuerpo de la misma manera.

Al principio trató con un medicamento contra el VIH llamado aciclovir, pero no pareció ser eficaz. Luego trató con la lamivudina con un trabajador de la salud que había enfermado y al cabo de uno o dos días, mostró signos de mejoría y sobrevivió.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dice que, en teoría, el enfoque de Logan tiene algún mérito. La Lamivudina es un análogo nucleocide, y otros medicamentos de esta clase se están estudiando para el tratamiento de Ébola.

Fauci pidió a la CNN la dirección de correo electrónico de Logan , diciendo tal vez su laboratorio podría hacer algo de trabajo de seguimiento.
Logan dice que escribirá a Fauci este fin de semana.