(CNN Español) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este viernes la nominación de Ashton Carter, como nuevo secretario de Defensa.

Carter, exsegundo funcionario a cargo en el Pentágono, reemplaza al saliente Chuck Hagel, quien renunció la semana pasada pero ha dicho que se quedará hasta que su sucesor sea confirmado por el Senado.

"Con un expediente de servicio de más de 30 años, Ash es considerado discretamente uno de los mayores líderes de seguridad del país", dijo Obama en la Casa Blanca.

Por su parte, Carter se comprometió a dar al presidente sus "más cándidos consejos estratégicos y militares".

En un comunicado, Hagel, quien según fuentes cercanas no estuvo presente en la ceremonia, dijo que apoyaba "firmemente su nominación".

"En mi primer año como secretario, cuando Ash fue mi segundo, tuve oportunidad de trabajar con él en algunos de los más duros desafíos para la seguridad nacional. Me apoyé en él para liderar algunas de las iniciativas más importantes del Departamento de Defensa".

Carter, subsecretario de Defensa bajo las órdenes del exsecretario Leon Panetta y del propio Hagel, llevará su experiencia al frente del organismo encargado de confrontar múltiples crisis en Medio Oriente.

“Su carrera lo ha preparado perfectamente para este momento”, consideró Michael O’Hanlon, un analista de la industria de la defensa del grupo de investigación Brookings Institution.

La experiencia pasada de Carter en el Pentágono, así como el respeto que muchos líderes militares tienen por él son vistos como los mayores beneficios de que gane la confirmación si Obama lo nomina.

Carter también es visto como un maestro en manejar largos presupuestos en un experto en adquisición de armas. “En términos de currículum y preparación no podría haber algo mejor”, consideró O’Hanlon.

Pero Carter carece de la experiencia militar compartida por Hagel, Penetta y muchos otros secretarios, ya que aunque tiene amplio conocimiento en el Pentágono y la academia, nunca estuvo en el Ejército.

Carter fue anteriormente profesor de Harvard y ejecutivo de la Fundación Markle, una organización que busca la expansión de las tecnologías de la información.