(CNN) - El Servicio Secreto desalojó este martes la sala de prensa de la Casa Blanca y el patio norte, desde donde suelen reportar los corresponsales de las principales cadenas, luego de recibirse una amenaza de bomba.

La evacuación ocurrió mientras el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, realizaba su conferencia de prensa diaria.

El Servicio Secreto dijo a CNN que a la 1:53 p.m. hora local la Policía Metropolitana recibió una amenaza de bomba que indicaba de una posible amenaza contra la sala de prensa, por lo que se iniciaron los protocolos de seguridad.

Luego de que los reporteros y camarógrafos desalojaron el lugar, un agente del Servicio Secreto utilizó un perro antibombas para realizar una inspección.

Minutos después a los reporteros se les permitió regresar a la sala de prensa luego de que se completó la inspección.

Earnest dijo que ni el presidente Barack Obama ni su familia fueron desalojados y que la evacuación se realizó únicamente en áreas que suelen utilizar los medios.

Horas antes también fue interrumpida una audiencia de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) que se realizaba en un edificio del Senado, también debido a una amenaza de bomba.

Pero luego la Policía del Capitolio de Estados Unidos informó que no encontró nada sospechoso tras inspeccionar varios pisos del edificio Dirksen.