(Koen Van Weel-Pool/Getty Images)

(CNN) - El presidente Barack Obama no solo visita la patria de su padre, sino a una región que es un semillero para el terrorismo.

Los militantes de Al-Shabaab en África del Este representan nuevas preocupaciones para el viaje del presidente a Kenya esta semana. CNN se ha enterado de que, solo la semana pasada, el ejército de Estados Unidos llevó a cabo casi media docena de ataques aéreos secretos en Somalia en contra de la afiliada de al Qaeda en África, porque la inteligencia estadounidense indicó que un ataque en contra de las tropas kenianas en ese lugar era inminente, según funcionarios de defensa.

El Pentágono no ha dicho mucho, pero el momento de los ataques podría haber sido determinado según la visita del presidente.

"Esto le envía un mensaje muy claro a Al-Shabaab para que no intente nada en contra del presidente", dice Seth Jones, un analista de Rand Corporation.

Los funcionarios estadounidenses no creen que Al-Shabaab pueda acercarse al presidente, pero existen otras razones para preocuparse.

Jones sugirió que el grupo buscaría blancos más vulnerables para atacar a fin de demostrarle a los kenianos que su gobierno no puede mantenerlos a salvo, y para dirigir la atención a algo más que no sea la visita de Obama.

"Lo más probable no es un ataque en contra de un funcionario del gobierno estadounidense como el presidente, sino un ataque que ocurra mientras el presidente se encuentra ahí", dijo. "Es probable que la seguridad para el presidente sea muy significativa, y eso implica que lo que Al-Shabaab probablemente hará, con base en lo que ha hecho recientemente, será dirigirse a un blanco fácil".

Eso podría incluir centros comerciales y escuelas, los cuales han sido atacados por el grupo en el pasado.

Funcionarios estadounidenses le dijeron a CNN que en días recientes, en medio del grupo con sede en Somalia se ha estado hablando mucho en las redes sociales y en Internet acerca de la visita del presidente.

Por qué la visita de Obama a Kenya podría ser un punto de inflexión para la iniciativa empresarial africana.

"Todos saben de su visita", dijo a CNN un funcionario con acceso a la información más reciente.

Además, un boletín de vuelo keniano que describe algunos detalles del viaje del presidente ha sido publicado. Parte de lo que menciona es cuándo estaría cerrado el espacio aéreo en Nairobi debido a la llegada y salida del Air Force One.

Tales detalles a menudo se mantienen en secreto por razones de seguridad, pero hasta ahora, los funcionarios del gobierno desestiman la publicación de esta información, y afirman que no hay detalles públicos sobre el viaje del presidente que representen un riesgo para su seguridad.