Seguidores de los hutíes, durante una manifestación en Saná, el pasado viernes (MOHAMMED HUWAIS/AFP/Getty Images).

(CNN)– A solo horas de un alto el fuego humanitario de cinco días, las dos partes del conflicto yemení se acusan mutuamente de violar el acuerdo de paz.

De acuerdo con el gobierno yemení, respaldado por Arabia Saudita, los rebeldes hutíes comenzaron bombardeos de artillería casi inmediatamente después de que la tregua entró en vigor a la medianoche del domingo, según una fuente cercana al gobierno.

La fuente dijo que las milicias bombardearon varias zonas en la ciudad de Taiz, en el centro del país, incluyendo "muchas áreas residenciales".

"Estas fueron las indicaciones iniciales e inmediatas de la falla del alto el fuego", dijo la fuente, pero agregó que el gobierno de Yemen considera la tregua humanitaria en curso a pesar del incumplimiento.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa ,controlado por los hutíes, acusó a la coalición liderada por los sauditas de violar el alto el fuego, señalando dos ataques aéreos en las provincias de Hajjah y Saada.

Una persona murió y siete quedaron heridas en el bombardeo a Hajjah, en un centro médico que es utilizado como refugio por los rebeldes, según un alto funcionario del Ministerio de Defensa.

No se reportaron víctimas del ataque aéreo en Saada.

La fuente cercana al gobierno yemení no hizo comentarios sobre los ataques aéreos, pero reiteró que la coalición tenía el derecho de responder a cualquier acción militar de los hutíes.

La coalición liderada por Arabia Saudita -aliado de Estados Unidos– y los rebeldes hutíes habían acordado un alto el fuego humanitario de cinco días.

La tregua temporal fue acordada para permitir la entrega de ayuda médica y humanitaria, dijo el depuesto presidente de Yemen, Abdu Rabu Mansour Hadi, a través de la agencia de noticias estatal de Arabia Saudita, SPA. Hadi huyó del país después de que los rebeldes lanzaron su ofensiva en Yemen.

Los anteriores altos el fuego humanitarios han fracasado. En mayo, se observó uno solo en parte, pero fue suficiente para que los grupos de ayuda entregaran suministros a algunos de los que estaban en extrema necesidad. Pero otra tregua a principios de este mes no logró afianzarse, según las Naciones Unidas.

Al menos 3.000 personas han muerto en Yemen desde que comenzó el conflicto en marzo, según las Naciones Unidas. Se estima que 21 millones de personas están en necesidad de ayuda humanitaria inmediata, y hasta un millón de personas han huido de sus hogares.

Hakim Almasmari reportó desde Saná; Holly Yan escribió desde Atlanta ySchams Elwazer reportó desde Abu Dhabi. Yousuf Basil, Jethro Mullen, Pat St. Claire y Anas Hamdan también contribuyeron con este reporte.