CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mujer

Mujeres embarazadas deberían someterse a chequeo para saber si están deprimidas

Por Michelle Andrews

(CNN) — Una de cada siete mujeres experimenta depresión durante el embarazo o durante el primer año después de dar a luz.

Sin embargo, muchas no se dan cuenta o no acuden a los médicos para informarles sobre sus preocupaciones. Una nueva propuesta del U.S. Preventive Services Task Force podría ayudar a cambiar esa situación.

El grupo de expertos recomienda que todas las mujeres embarazadas o que tienen un año de haber dado a luz sean sometidas a un chequeo para determinar si padecen de depresión perinatal, como se le conoce.

La propuesta de realizar este chequeo se incluye como parte de una recomendación más amplia para someter a revisión a todos los adultos para determinar si están deprimidos, la cual fue publicada por el grupo de expertos esta semana.

La propuesta del grupo de expertos actualizaría los principios actuales, adoptados en 2009, los cuales recomiendan que todos los adultos sean sometidos a un chequeo para determinar si están deprimidos si hay médicos disponibles para abordar la atención por depresión. En el documento de 2009, el grupo de expertos no consideró la depresión en mujeres embarazadas y que acababan de dar a luz, y no emitió una recomendación de que fueran sometidas a un chequeo.

La recomendación del grupo de expertos, la cual concuerda con la recomendación de chequeo perinatal del Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés), “brinda otra oportunidad para que podamos enfatizar la importancia de hacer esto”, dice el doctor Jeffrey Ecker, obstetra en el Massachusetts General Hospital en Boston, quien preside el comité sobre práctica obstetra del ACOG.

Ecker dice que los obstetras en su clínica les realizan un chequeo a las mujeres para determinar si están deprimidas durante el tercer trimestre del embarazo, y de nuevo después de dar a luz. Sin embargo, tales chequeos podrían no ser rutinarios en algunas clínicas, y las recomendaciones de la ACOG y del grupo de expertos pueden ayudar a reafirmar esa práctica.

El chequeo por lo general involucra llenar un cuestionario que toma de 5 a 10 minutos en completar.

Algunas investigaciones indican que menos del 20% de las mujeres que son diagnosticadas con depresión perinatal le habían informado a médicos sobre sus síntomas.

Las mujeres podrían no informar sobre sus síntomas a sus obstetras porque ellas no quieren admitir sus sentimientos de tristeza o desesperanza durante lo que supuestamente debe ser una época feliz, dice Ecker. Ellas también podrían pensar que sus problemas con el sueño, apetito o deseo sexual son solo parte de los cambios normales vinculados con el embarazo y el parto.

El chequeo es importante, pero solo es el primer paso, dicen los expertos.

“Solo el hecho de hacer un chequeo para ver si alguien está deprimido no hace que esa persona mejore; esto debe ser vinculado con recursos como la consejería o, en algunos casos, con el uso de medicamentos”, dice Ecker